Los Golden State Warriors son el mejor equipo de la Conferencia Oeste y de la liga con 15 victorias por solo 2 derrotas. Los Orlando Magic, por el contrario, han perdido 14 partidos de los 21 que han jugado, un balance muy inferior y que situaba a los del estado de Florida muy por debajo en las apuestas. Sin embargo, este fue un partido complicado para los californianos, que no lograron entrar en el partido y empezaron la segunda mitad entregando demasiada ventaja. Esto llevó a que fuera la suerte la que dirimiera quién se alzaría con la victoria en el ORACLE Arena de Oakland, California.

Los Golden State Warriors no empezaron su partido de la mejor manera.

Anuncios
Anuncios

Durante todo el cuarto sus mejores jugadores estuvieron muy poco acertados de cara al aro y el único que logró mantener a los californianos en el partido fue el alero Harrison Barnes, que estuvo muy acertado tanto en defensa como en ataque, obteniendo 8 puntos y 6 rebotes, 3 en cada canasta. Al final los Orlando Magic lograron llevarse el cuarto por 25 a 24. Los Golden State Warriors no habían sufrido tanto castigo como hubieran podido recibir dada su mala fortuna de cara a canasta.

En el segundo cuarto los californianos parecieron despertar y dominaron todo el cuarto. Muy destacado fueron los últimos 5 minutos de dicho cuarto en el que los Golden State Warriors lograron endosarle a sus rivales un 18 a 4 que resultó un golpe terrible. Al final del cuarto, el marcador global marcaba un 56 a 46 para los californianos.

Anuncios

Muchos pensaron en ese momento, mientras los dos equipos se dirigían a los vestuarios, que esos 10 puntos daban por cerrado el partido.

Sin embargo, en el tercer cuarto los Golden State Warriors insistieron en volver a abrirlo, de nuevo con un juego pésimo de cara al aro que les llegó a costar más de 4 minutos de partido en el que no lograron una sola canasta. Con semejante actuación no le costó a los Orlando Magic acabar el cuarto con 75 a 73 a su favor.

En el último cuarto, los californianos hicieron oficio y lograron mantenerse en el partido a pesar de los errores, lo que llevó a que a falta de 6.9 segundos tuvieran la pelota y estuvieran por detrás 95 a 97. en ese momento Stephen Curry demostró por qué es el mejor jugador del equipo y anotó el triple de la victoria. #Baloncesto