#Fernando Alonso es un piloto ganador. Es un piloto que en cada una de las cosas que hace en esta vida quiere, ante todo, ser el mejor. No es un piloto al que le valgan los segundos puestos y que se conforme con hacerlo lo mejor posible en un campeonato, aunque no acabe en el primer puesto del cajón de los campeones. Esto lleva a que muchos tomen sus palabras respecto a las posibilidades que tienen de lograr el mundial en 2015 muy en serio. Según el piloto español este será un año en el que estarán asiduamente en el podio y en el que será fácil que le veamos ganar alguna carrera, pero en principio no está en sus planes el campeonato.

Por el contrario, el campeonato del año siguiente si que será uno de los objetivos principales del equipo, que ya tiene en sus planes todos y cada uno de los pasos que tendrán que dar en el año entrante para tener sobre el asfalto del primer Gran Premio del año 2016 el mejor coche de la parrilla.

Anuncios
Anuncios

Estas son noticias muy esperanzadoras para un piloto que empieza a estar cansado de planteamientos a largo plazo y plazos de muchos años para lograr objetivos que él busca en el corto plazo, pues por su parte está desde hace muchos años preparado para ser el campeón del mundo, como bien demostró tanto en Renault como posteriormente en su primera etapa en McLaren y con mucho en los primeros años dentro de un monoplaza de la escudería italiana Ferrari.

Sin embargo, conformarse no está en el ADN de este piloto y muchos ya empiezan a vislumbrar un 2015 en el que salga a cada carrera con el cuchillo entre los dientes, a ganar carreras en un campeonato que no parece destinado a ganar pero que tiene muy claro que intentará obtener aunque sea al abordaje. Fernando Alonso puede no tener el mejor coche de la parrilla, pero siempre será el mejor piloto sobre el asfalto de un circuito de los que actualmente están dentro de la estructura de la #Fórmula 1.

Anuncios

Y eso no se consigue conformándose con lo que el coche es capaz de hacer, sino llevando el coche más allá de lo que parecía posible para obtener el resultado que nadie espera. No por nada le llaman Fernando "Magic" Alonso.