Noruega consiguió imponerse a España con un resultado de 28-25 en la final europea de balonmano femenino. Durante la primera parte pudimos ver como el equipo español salió a por todas y pudimos disfrutar de un juego exquisito por parte de todas las jugadoras, más tarde, tras la llegada de la segunda parte, las pentacampeonas noruegas consiguieron rehacer su juego y comenzaron a aprovechar todas las ocasiones que surgían, de esta manera consiguieron minar la moral del equipo español y remontar el partido.

Nuestro equipo consiguió dominar por completo todo el primer tiempo, Silvia Navarro fue la protagonista de varias paradas que consiguieron hacer que todo el equipo se creciese, por otra parte Nerea Pena consiguió anotar la friolera de siete goles en tan solo 23 minutos, muchos de ellos dejando patente la calidad que tiene esta jugadora, podemos decir que durante esos 23 minutos casi cualquier balón que tocó la jugadora consiguieron transformarlo en un gol más, en el minuto 18 las españolas conseguían tener un colchón de cinco goles de ventaja, no importaron los fallos que cometieron en los primeros disparos, las jugadoras supieron seguir adelante y luchar por el partido.

Anuncios
Anuncios

Por otra parte, como muchos sabremos, las jugadoras del equipo noruego gozan de una defensa bastante potente gracias a su potencial físico, esto hizo que las jugadoras españolas tuviesen un desgaste físico bastante importante en la primera parte, y esto les pasó factura en el segundo tiempo, transcurridos los cinco primeros minutos de la segunda parte pudimos ver un partido completamente distinto, totalmente dominado por las jugadoras noruegas, es como si de repente se les hubiese recargado las pilas, tras los primeros contraataques la selección noruega conseguía una ventaja de 2 goles (17-15), más tarde el equipo español se acercaba de nuevo al marcador rival consiguiendo reducir en los últimos minutos la ventaja a tan solo un gol, 26-25 a tan solo unos minutos del final, pero el cansancio físico comenzó a hacer estragos, cosa que las jugadoras noruegas supieron aprovechar para finalizar el encuentro con una ventaja de 3 goles, logrando un marcador final de 28-25.

Anuncios

Pese a los grandes cambios en el ritmo de juego por ambas partes pudimos disfrutar de un gran partido, las dos selecciones supieron estar a la altura de una final.