La noche de ayer no solo tuvo la visita de Eusebio Sacristán, vallisoletano que siempre ha sido más querido en su tierra de lo que él ha demostrado querer al Real Valladolid (para el recuerdo queda su negativa a fichar en la época de Marcos Fernandez para fichar por el Celta o en la temporada del ascenso con Djukic, desgañitándose en el banquillo azulgraba, como si le fuese la vida cuando no se jugaba nada contra el Pucela). La verdadera visita fueron los goles y vinieron por todos los lados.

La preocupación de muchos aficionados al salir del Zorrilla además de cuanto tardarían en salir del aparcamiento, era si esta catarata de goles haría que Braulio y en especial, Carlos Suarez frenen alguna de las operaciones para reforzar el equipo.

Anuncios
Anuncios

No debería suceder esto y esperemos que no tenga ninguna influencia en estas fechas de movimiento en el mercado invernal.

Los problemas de cara a finalizar las ocasiones existen y el delantero de nivel que debiera ser referencia, sencillamente no está desde la lesión de Roger, incluso con él no se puede descartar que hubiese sido necesario igualmente el fichaje de un "killer" del área. Se suele decir que un equipo con buena defensa tiene mucho camino andado para entrar en el play off o para ascender directamente, a esto deberíamos añadir que se necesita tener una seguridad en la delantera fuera de toda duda, un Javi Guerra o al menos un sucedáneo que revitalice la faceta ofensiva del equipo.

Entre los rumores de la prensa de la ciudad castellana, se habla de varios nombres y podrían ser hasta dos los jugadores que lleguen, siempre que sean refuerzos de calidad y que no sean jugadores con sobrepeso o que tengan la misma incidencia que pudieron tener los fichajes de Razak o Heinz, situaciones profesionales que de haber pertenecido a clubes más mediáticos, hubiesen sido objeto de mofa por parte de la opinión publica.

Anuncios

No olvidemos también los "no fichajes" entre los cuales hemos visto de todo en la historia blanquivioleta, negociaciones a falta de 15 minutos que no se cierran, fallos de fax... #Fútbol