Un nuevo título para un Real Madrid, de nombre pomposo, aunque a juzgar por la entidad de los rivales, de mundial de clubes tuvo bien poco.

A pesar de las diferencias mareantes de presupuesto entre uno y otro club, San Lorenzo intentó no dar el partido por perdido y batallarlo hasta la extenuación. El conjunto azulgrana intentó ser un dolor de muelas para el #Real Madrid, pero acabó pagando la diferencia de calidad entre unos y otros.

Los de Concha Espina encadenan 22 triunfos consecutivos y han ganado con este 20 títulos internacionales. Los números dan una idea de lo conseguido, tanto en el primer caso por la plantilla actual, como, en el segundo, por la historia del club.

Anuncios
Anuncios

El partido no descubrió nada nuevo; San Lorenzo fue aguerrido e intentó que los blancos no pudieran jugar cómodos. El lugar para el #Fútbol estético y de toque no existía, y gente como Cristiano pasaban desapercibidos ante una lata de que daba la impresión que costaría mucho abrirla. Corría el minuto 35 y un saque de esquina de Kroos fue rematado por Sergio Ramos, otra vez determinante en las finales que inauguraba el marcador. Jarro de agua fría para los "cuervos", sabedores que la empresa iba a ser más difícil y así se demostró, no llegaban al arco defendido por Casillas, rosarios de faltas y fútbol subterráneo.

Al poco de reanudarse la segunda parte, apareció de nuevo Bale en una final para dar la puntilla de San Lorenzo. Un pase vertical de un inadvertido Isco que acabó con remate blando del galés -que tuvo la ayuda de un portero que no tuvo su mejor día, cometiendo una pifia de campeonato-.

Anuncios

Con esto el encuentro prácticamente se acabó ante la superioridad blanca. Ni los rezos del buen Papa Bergoglio sirvieron para ayudar a un San Lorenzo trabajador y canchero, pero inoperante cara a puerta.

En resumen, el Real Madrid se hizo con este campeonato que tiene toques en muchas ediciones de torneo veraniego. Salvando algún año que los equipos de sudamericanos fueron fuertes para la lucha con el europeo, los demás han sido encuentros típicos de principios de agosto.