Ayer se disputaba la sexta jornada de la #Champions League correspondiente a la fase de grupos. Se enfrentaban #Real Madrid y Ludogorets en el Santiago Bernabeu. El duelo tenía dos objetivos muy distintos para ambos equipos: para los locales era hacer un seis de seis en la primera fase y por lo tanto lograr sumar 19 victorias consecutivas, un gran récord. Por otro lado, el Ludogorets tenía la misión de rascar un punto para poder luchar por la aún posible clasificación o, si más no, para quedar terceros y poder entrar en los dieciseisavos de final de la Europa League. Analizamos el partido.

Lo primero de todo las dos alineaciones de ambos conjuntos:

En primer lugar, el conjunto local dirigido por Carlo Ancelotti: Keylor Navas en portería, Fabio Coentrao, Nacho Fernández, Varane y Arbeloa en linea defensiva, Toni Kroos, Isco, Asier Illaramendi en el centro del campo y Cristiano Ronaldo, Javier "Chicharito" Hernandez y Gareth Bale en ataque.

Anuncios
Anuncios

En segundo lugar, el conjunto visitante dirigido por Dermendhziev: Stojanov en portería, Caiçara, Moti, Terziev y Minev en defensa, Dyakov, Espinho, Marcelinho, Aleksandrov, Misidjian y Dani Abalo en ataque.

El partido se puso de cara para el Real Madrid muy pronto, dominó el choque durante todo el partido. En el minuto 20 el primer gol iba a subir al marcador para el conjunto blanco. La acción vino precedida de un gol de Bale que no subió ya que fueron manos de Marcelinho dentro de área, lo que suponía su expulsión y penalti para el Real Madrid. Cristiano Ronaldo transformaba el primero y justo antes del descanso, un córner botado por Toni Kroos era cabezeado por el astro galés Gareth Bale y tras golpear en el larguero, botó dentro de la portería en lo que alguno llamó gol fantasma ayer fue bastante claro, era el 2-0.

En la segunda mitad se tuvo que esperar hasta el minuto 80 para que Álvaro Arbeloa hiciera esta vez otro gol fantasma, esta vez con menos claridad pero que al parecer también fue gol y suponía el 3-0.

Anuncios

Solo ocho minutos más tarde, el canterano Álvaro Medrán hacía con fortuna el definitivo 4-0 con un gol desde fuera del área precedido por el rebote de un defensa.

El Madrid, con esta victoria, suma su pleno en la fase de grupos de la Champions y su triunfo 19 de forma consecutiva. #Fútbol