El #Real Madrid se ha proclamado campeón del mundo de clubes al vencer por 2-0 a San Lorenzo de Almagro. Se esperaba más del equipo argentino, pero no fue rival para el conjunto blanco. Este último, con no muy buen juego, se impuso en el momento que quiso, con goles de Sergio Ramos y de Bale. El defensa central bien podría ganar el balón de oro este año, ya que gracias a él el Real Madrid ha conseguido dos títulos muy importantes este 2014. Bale, por su parte, es una bala en su banda y está siempre donde menos se le espera.

El Madrid supo imponerse a la estrategia del equipo del Papa, San Lorenzo, que empezó el partido muy metido atrás, con miedo, con una táctica que más bien parecía la del Atlético de Madrid en España, en cuanto al juego duro.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo le faltó lo más importante; hacer ocasiones de gol. Es que el equipo argentino no dispuso casi de ninguna oportunidad de marcar tantos. Sólo al final del partido, pero más bien para intentar hacer ver que estaba en el terreno de juego, porque ocasión clara no tuvo.

A San Lorenzo de nada le sirvieron tantas cosas que hicieron antes de empezar el partido, como por ejemplo conseguir que se cambiara el árbitro. Tampoco la misma afición, que parecía que se iba a comer a los blancos con sus cánticos. Es aquí donde el refrán "perro ladrador poco mordedor" se hizo patente, ya que los de Argentina no demostraron mucho, únicamente que cuando quieren dar una patada, la dan.

Hay que destacar la labor de Isco, James y Kroos, tres jugadores que, sin ser lo que más se le ve, son los que hacen el trabajo en cubierto.

Anuncios

Hicieron pases milimétricos, robaron balones muy importantes, haciendo la pausa en el tiempo para mover al equipo contrario a su antojo y corriendo de un lado a otro, desde el minuto uno hasta el 90. Incluso jugando recién salido de una lesión, como es el caso del colombiano. Gracias a todo esto y a que tienen flechas arriba y grandes cabeceadores abajo, el Madrid se llevó el Mundial de Clubes, o lo que llamábamos antes, la Intercontinental.

Sólo queda dar la enhorabuena al equipo blanco, el cual cierra el año con cuatro títulos. #Fútbol