En los deportes en los que existe una eliminatoria al final de la temporada que decide el título existe una cierta tendencia al cinismo y a no preocuparse en exceso por ganar todos y cada uno de los partidos. A fin de cuentas una vez se tiene la entrada a los playoffs asegurada muchos deciden bajar el ritmo y guardar a sus mejores jugadores en el banquillo para poner a tono a los suplentes y evitar lesiones graves a las grandes estrellas del equipo. A fin de cuentas acabes primero u octavo vas a acabar en el mismo sitio, una eliminatoria a determinado numero de partidos que, si pretendes llegar a ser campeón, tienes que acabar por ganar sea el rival que sea el que tengas delante.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo la marca del campeón es querer ganar cada partido, tenga importancia para la clasificación o no y Marc Gasol lleva muchos años demostrando que es un ganador nato.

Su equipo es el segundo mejor de la Conferencia Oeste a solo un partido de los mejores, los Golden State Warriors. Dadas las estadísticas no parece que vayan a tener problemas para alcanzar los playoffs y mucho tendría que cambiar todo para que dentro de unos meses no les veamos en los enfrentamientos directos por el anillo. Sin embargo siguen con el mismo hambre y la misma actitud del que está octavo en la clasificación y tiene a 7 inmediatamente detrás y con un partido de diferencia. Tratan de ganar cada partido, por la mayor cantidad de puntos posibles y a ser posible en el menor tiempo posible.

Anuncios

Juegan como una máquina y el engranaje central es Marc Gasol, principal hombre en la pintura del equipo y su máxima fuente de puntos.

Es junto a su hermano Pau, en este momento en los Chicago Bulls, uno de los pivots más dominantes de todo el campeonato y además uno de los principales valedores de un estilo de juego en el que los jugadores interiores son algo más que el tipo al que le pasas la pelota para que la meta dentro del aro. Se ha convertido en el gran referente del equipo y en el jugador que personaliza las virtudes y el buen juego de este. Muchos creen que este será su año. Hasta entonces su gran reto en esta temporada es llegar, quién sabe, a superar los records que establecieran hace ya muchos años los Chicago Bulls. #Baloncesto