La Navidad está a la vuelta de la esquina y tras de ella viene caminando a pasos acelerados el Año Nuevo, por eso, indudablemente, es un buen momento para recordar con los amigos los buenos y los malos momentos que vivimos en los últimos meses, y agradecerles que en cada uno de ellos siempre estuvieron ahí para apoyarnos.

Precisamente esto sucedió durante la reunión navideña que compartimos con las estrellas de la lucha libre mexicana, quienes por un momento se olvidaron de las rencillas profesionales y disfrutaron de la tradicional cena, protagonizada en esta ocasión por un apetitoso pavo. ¨La Parka¨ fue la primera en levantar su copa y, sin dudarlo, expresó sus buenos deseos para todos sus compañeros.

Anuncios
Anuncios

"Antes que nada me gustaría compartir este brindis con la afición que durante todo el año nos siguió por todo lo largo y ancho de la República Mexicana. También quiero hacer un reconocimiento público para "Psycho Clown", que consiguió para el bando de los técnicos uno de los mayores éxitos de este año, al derrotar a "El Texano Junior" y quitarle la cabellera".

Como era de esperarse "Psycho" agradeció el cumplido de la calaca más querida del pancracio y recordó la emoción que sintió al saberse ganador en dicha batalla. "Es indescriptible la satisfacción que sentí al mirar los rostros de los miembros de mi familia. No les miento si les digo que en muchos de ellos había lágrimas de felicidad al constatar que la maldición de la dinastía Alvarado había terminado para siempre; ustedes saben que no soy supersticioso pero era increíble que el nombre de "El Texano Junior" fuera una sombra en nuestro camino.

Anuncios

Afortunadamente esa sombra ya no existe más". 

El ambiente en la mesa navideña de los gladiadores aztecas era inmejorable. Rieron, cantaron, se abrazaron, pero también hubo un momento para la reflexión sobre el constante peligro que diariamente viven como consecuencia de realizar la profesión que tanto aman. "El Mesías" fue el encargado de plasmar con palabras este emotivo episodio.

"Para mí el inicio de año fue muy difícil porque a mediados de enero tuve una lesión que me mantuvo fuera de circulación durante 4 meses. ¡Imagínense!, se me rompieron los ligamentos del hombro en una lucha en la que me enfrenté con "El Zorro", fueron semanas muy dolorosas tanto física como mentalmente, porque te pasa por la cabeza la posibilidad de que la lesión se complique y que te obligue incluso a retirarte. Gracias a Dios no fue así y aquí estamos".

Las anécdotas que se contaron en esta reunión fueron muchísimas y no alcanzaría el espacio que tenemos para contarles cada una de ellas.

Anuncios

Por eso "Aerostar" fue el encargado de poner punto final. "La vida de un luchador es tremendamente peligrosa. Hablar de lesiones es el pan nuestro de cada día y curiosamente muchas de ellas nos llevan a la victoria, que siempre va dedicada para ustedes. Les deseo en nombre de todos mis compañeros la mejor de las navidades y los esperamos en el 2015 para compartir la emoción del ring".