Este domingo fue un día trágico para el deporte español, y es que un aficionado del Deportivo de la Coruña murió debido a un enfrentamiento entre la hinchada coruñesa y la atlética en una reyerta multitudinaria donde más de 200 personas se vieron involucradas con final trágico, entre los que se encuentra un muerto y una decena de heridos, además de 24 detenidos y 90 personas identificadas. 

Pero lo más importante de todo es que los hinchas de cada equipo, de ideologías políticas diferentes, por un lado los de izquierda, es decir, los del deportivo; y por otro, los de derecha, el frente atlético, habían quedado a las nueve de la mañana para la pelea, a la que se unieron aficionados radicales del Rayo Vallecano y del Alcorcón, sólo para acabar como acabó, en tragedia.

Volaron sillas, mesas, piedras, palos, contenedores y todo lo que se encontraron a su paso, aficionados apuñalados, lanzados al río, y múltiples fracturados y con contusiones, una pelea sin sentido y que hace que los aficionados de a pie, los que vamos al campo a animar y no con intención de pelear, sino de pasarlo bien con su equipo, y de ser posible con el otro equipo, pedimos por favor que esos fanáticos extremistas que se encuentran en los estadios de fútbol los abandonen, porque por unos pocos se encasillan a los demás, sufriendo estos luego represalias, casos como el de los dos aficionados atléticos que estaban en un bar de la Coruña o la Peña Atlética que ha sufrido daños en Sevilla. 

La Federación de Fútbol debería de tomar medidas ya, y los equipos que permitan la entrada a los campos de estos radicales, darles un toque de atención, y si estos hicieran algo se sacaría al equipo de la liga , hay que aprender de los equipos de otros países, la violencia en el deporte no es necesaria ni enseña nada, todo lo contrario, sólo deja pena y arrastra odio, y eso no le gusta a nadie. 

Así que violencia NO , fútbol y deporte Sí, condenemos las peleas y estos hechos todos de la mano y no encasillemos a toda la afición ya que el 90 por ciento de los seguidores estamos contra estos hechos.