Los participantes de la reyerta del 30 de noviembre cerca del estadio Vicente Calderón, el día del partido de liga entre el deportivo de la Coruña y el Atlético de Madrid ha terminado con un fallecido, que ha desatado las críticas de los aficionados y la rápida actuación de la Policía Nacional que hoy han declarado la Operación Neptuno, operación que tiene este nombre ya que en la ciudad de Madrid se celebra en plaza Neptuno las victorias del Atlético de Madrid.

La Policía Nacional con el apoyo de los antidisturbios han realizado todos las operaciones de investigación y registros gracias a las cámaras de seguridad de Madrid Río que han sido la clave para identificar los responsables de estos enfrentamientos incluyendo los dos presuntos autores de la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, alias Jimmy, uno de ellos taxista de Parla con una familia, casado y con dos hijos igual que el fallecido.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de los arrestos han tenido lugar en la Comunidad de Madrid, otros en Ávila, Cuenca y la provincia de Toledo, casi todos los detenidos pertenecían al frente Atlético. En total, la Operación Neptuno ya ha detenido 55 radicales hasta la fecha de hoy. Durante todo el día la Policía Nacional ha realizado varios registros inclusive en bares aledaños al estadio Vicente Calderón, donde se solían reunir los hinchas radicales del frente Atlético.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Gónzalez, se siente satisfecho y ha celebrado las detenciones de los que participaron en la reyerta que causó la muerte de un hincha del deportivo de la Coruña y afirmó que eliminar la violencia en el deporte en una satisfacción.

En la comida de navidad con futbolistas, entrenador, cuerpo técnicos y directivos, el presidente del Atlético de Madrid celebra una nueva época de paz y tranquilidad para el deporte y el fútbol español, por lo que se manifiesta muy contento de la Operación Neptuno y sus detenidos.

Anuncios

La comisión antiviolencia se manifiesta públicamente y considera los hechos sumamente graves con los que hay que tomar medidas muy severas, para que no se repitan en ningún deporte ni actividad.