En una larga entrevista que hoy publica el diario deportivo Marca, Alberto Contador sugiere que el final de su carrera deportiva está cercano. El ciclista madrileño, que no hace mucho acaba de cumplir treinta y dos años, manifestó que no se veía de ningún modo compitiendo a los treinta y cinco. La razón es el cuidado de su familia, pues la vida de la alta competición ciclista es muy sacrificada en ese aspecto, con largas temporadas fuera de casa.

En estos momentos a Contador le restan dos años de contrato con el Saxo Tinkoff. Es decir, este año en curso y el que viene. El contrato finalizaría en 2015 y el corredor ya tiene ofertas de renovación y también para cambiar de aires e ir a otro equipo del pelotón.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no está claro que vaya a continuar. Alberto Contador todavía piensa que este año pasado ha estado en el momento más alto de su carrera deportiva. Lo cierto es que las exhibiciones que hizo a lo largo de toda la primavera auguraban un Tour espectacular aunque todo se truncó con la caída que le obligó a retirarse. Sin embargo, los años pasan y no quiere retirarse definitivamente si no es en lo más alto. Contador incluso manifestó que lo haría, quizá, tras volver a ganar un nuevo Tour de Francia.

Cuando lo haga, espera poder dedicarse en cuerpo y alma a su Fundación, dedicada a desarrollar una formación integral no solo de ciclistas sino "de personas"; el corredor madrileño incluso asegura que "el futuro del #Ciclismo español pasa por la Fundación", tal es la fe que tiene en ella.

Anuncios

Contador garantizó que al menos el cincuenta por ciento de los corredores que ahora mismo están en los diversos equipos de la Fundación Alberto Contador serán profesionales en un futuro próximo. Eso podría ser incluso el germen de un equipo profesional propiedad del propio Contador quien aseguró que ya había contactos de sponsors importantes en ese aspecto. En todo caso, una vez que en los próximos dos años desaparezcan tanto él, como Valverde o Purito, los exponentes de una generación que ya está próxima a su fin, son los ciclistas de la Fundación los que tomarán el relevo.