México es sin duda alguna la cuna de la mejor lucha libre del mundo. Por eso es justo recordar a las leyendas del ring que pusieron los primeros cimientos para que este deporte se convirtiera en un producto de importación. "Blue Demon" fue una de ellas y, precisamente, se acaban de cumplir hace unos días 14 años de su muerte, provocada por un paro cardíaco justo cuando regresaba de realizar su rutina de ejercicio, en ese entonces tenía 78 años.

"El Demonio Azul" como también lo llamaba la afición dejó escrito con letras doradas su nombre en el pancracio en el que convivió con otras estrellas del tamaño de "El Santo", "El Perro Aguayo" y "El Cavernario Galindo".

Anuncios
Anuncios

Afortunadamente para él y  para todos los que disfrutamos de la lucha libre su legado continúa vigente a través de su hijo "Blue Demon Junior", quien así lo recuerda a lo largo de la entrevista que les compartimos a continuación.

"Mira, hablar de mi papá es un tema que me remueve recuerdos maravillosos porque siempre fue mi ídolo aún sin conocer su verdadera identidad en el ring. Recuerdo que tenía como 6 años cuando empecé a darme cuenta de que algo raro pasaba cuando él se iba a trabajar, me imagino que estaba esperando la manera más adecuada de revelarme su secreto, y en una ocasión me dijo que íbamos a ir a las luchas. Salimos de mi casa, acompañados de mi mamá y cuando llegamos a la arena me percaté de que la gente le estaba pegando a nuestro coche, volteó a ver a mi padre que, obviamente, iba manejando y me doy cuenta de que trae puesta la máscara de "Blue Demon".

Anuncios

Todo lo que pasó por mi mente, la emoción que sentí fue tan grande que no te la puedo describir con palabras, ahí mi mundo cambió para siempre".

Para nadie es un secreto que "Blue Demon Junior" fue hijo adoptivo y por eso mucha gente cercana al mundo de la lucha libre dudó que tuviera la capacidad de continuar con la leyenda de su padre. Sin embargo, eso no fue un impedimento para él, tal y como nos narra a continuación.

"Nunca me sentí como hijo adoptivo. Mi padre siempre me inculcó el amor por el deporte y por eso me molesta que insistan en sacar a colación este tema tan personal y que, además, continuamente nos comparen, desde el aspecto físico hasta en la forma que cada uno se desenvuelve en el ring, sinceramente creo que no se vale".

Para finalizar nuestra plática, "Blue Demon Junior" habló de la forma en la que recordó a su progenitor en su aniversario luctuoso, el pasado 16 de diciembre. "Me nació escribir un mensaje en Twitter reconociendo que siempre fui un hijo afortunado porque tuve un padre que me dio una infancia feliz y siempre le daré las gracias por eso en donde quiera que se encuentre".