Han pasado un par de meses y el piloto de #Fórmula 1, Jules Bianchi, sigue siendo noticia en todo el mundo. Bianchi aún se encuentra en coma tras su terrible accidente el pasado día 5 de octubre de este año. No obstante, han salido a la luz varias declaraciones que han creado cierta confusión entre la gente. Resulta que la FIA informaba, mediante un documento, que dicho accidente que se produjo durante el mundial de Fórmula 1 realmente fue responsabilidad del piloto.

Según fuentes informativas, el piloto francés no llegó a frenar a tiempo, hecho que acabó finalmente en un accidente. A pesar de esas declaraciones, también añadían que no sólo fue ese problema el que influyó sino que hay otras causas que no se produjeron por sí solas.

Anuncios
Anuncios

El informe que presentó la FIA contiene unas 396 páginas, en las que se explican detalladamente todos los enigmas y sucesos del accidente en el circuito japonés. Las palabras textuales que aparecen en el informe son que "no frenó lo suficiente para evitar perder el control de su coche en el mismo punto en el que lo había hecho Sutil".

Por eso mismo, acabó colisionando contra la grúa que había por aquella zona en ese instante. Además, al intentar frenar su vehículo, Bianchi presionó a la vez el freno y el acelerador y se quedó en blanco porque el sistema de parada automática falló estrepitosamente debido a que el sistema de frenado del Marusia era incompatible. A día de hoy el joven francés de 24 años está en una balanza por su estado. Durante el mes de noviembre consiguió salir con éxito del coma inducido.

Anuncios

Acto seguido fue enviado a la Clínica Universitaria de Niza. Allí se encuentra en su proceso de reposo y recuperación.

Por lo que respecta a la familia del piloto, todos los miembros tienen algo de esperanza porque los signos de la recuperación están siendo positivos de momento. Los padres de Bianchi también informaban de los hechos mediante un informe, realizado por ellos mismos, e intentaban transmitir cierta tranquilidad. Pese a que aún siga en un estado grave, los médicos son optimistas y quieren llevarlo todo con la mayor discreción posible. A medida que vayan pasando los días se sabrá el transcurso de la situación.