Y la Real Sociedad volvió a ganar y a jugar buen fútbol, pero mi pregunta es ¿el entrenador tenía la culpa? Queda demostrado en el partido que jugaron ayer que los entrenadores son una especie en peligro, ayer demostraron que los mismos jugadores que estaban al principio y que no jugaban ni con un balón de mentira pueden ganar al campeón de la liga pasada, el Atlético de Madrid, jugando un partido lleno de técnica, fuerza y sin parar de correr.

La Real Sociedad tenía enfrente un gran equipo, que se adelanto, con un gol de su delantero croata Mandzuckic pero pronto la Real Sociedad empató con un golazo de su estrella Vela, un jugador que estaba pasando sin pena ni gloria por la liga este año, hasta que apareció ayer y que creo que a partir de ahora va a dar mucho que hablar, pero ahí no quedó la cosa, el Atlético de Madrid se quedó con diez jugadores tras la expulsión de su lateral Siqueira, al hacer dos entradas duras en tan solo tres minutos, lo que llevó al equipo a echarse atrás y vivir un acoso y derribo por parte de los de la Real Sociedad, lo que supuso el 2-1 por parte de Aguirretxe, y el resultado final del partido.

La verdad es que ayer los donostiarras hicieron un gran partido, jugando de tú a tú a uno de los grandes de la liga, demostrando que ellos también se encuentran entre esos equipos, y que el principio de liga fue un poco raro, a mi juicio, querían que el entrenador no siguiera, por eso estaban haciendo un juego tan apático, con tan poco fútbol, solo ganando al Real Madrid, imagino que también estaba esa rivalidad con los madrileños, pero supongo que a partir de esta jornada y con la llegada de Hoyes todo va a dar un cambio radical y este equipo va a dar un cambio a su forma de jugar.

Así que desde aquí decir que estoy encantado de que la Real Sociedad vuelva a jugar ese gran fútbol y que espero que de mucho de que hablar, haciendo que los equipos de fútbol grandes lo tengan complicando y haciendo así que la liga sea la mejor del mundo, y a los amantes del fútbol, como yo, nos de esa emoción que siempre nos han dado, así que desde aquí animo a la Real Sociedad a que vuelva a ser como antes, ¡mucho ánimo!