El Atlético de Madrid llegaba a este encuentro tras la importante victoria conseguida el pasado fin de semana en el Coliséum Alfonso Pérez. El partido enfrentaba a los hombres de Diego Pablo Simeone y a los del recientemente nombrado director técnico Miroslav Djukic. Los de Simeone partían desde la quinta posición empatados a veinte puntos con el Valencia. El Córdoba, por su parte, afrontaba el partido en la décimo octava posición de la tabla clasificatoria, cerrando así los puestos de descenso.

El partido en sí mismo comenzó con un Atleti absolutamente avasallador. Con el 60% de la posesión de balón, los de Diego Pablo no sufrían absolutamente nada, pero tampoco creaban ocasiones lo suficientemente claras para adelantarse en el marcador.

Anuncios
Anuncios

La ocasión más clara para el Córdoba llegaba en el minuto 31', cuando Ghilas conseguía soltar un disparo tras un contragolpe cordobés que Miguel Ángel Moyá iba a detener sin problemas. Todo apuntaba a que se iba a llegar empate a cero al descanso. Pero el Atlético forzaba un córner. Y ya se sabe que un córner para el Atlético es un cuarto de gol. El balón lo golpeaba Koke y después de que un defensa no consiguiera despejar bien, el balón le caía a Griezmann, que recortaba a un primer defensor y lanzaba a puerta. La suerte que le había faltado en los últimos partidos le llegaba al francés. La pelota rebotaba en un defensor y se introducía al fondo de la red. Uno a cero.

Ya en la segunda parte, corría el minuto 53' cuando en un córner mal defendido por los colchoneros, Nabil Ghilas anotaba el que iba a ser el primero en su casillero particular.

Anuncios

Un pobre Córdoba conseguía empatar al campeón de #Liga. Pero el francés, al que como decimos, le había vuelto la suerte, se adelantaba a su defensor en un centro de Juanfran y conseguía conectar un testarazo que ponía en ventaja otra vez a los rojiblancos. Cuarto minutos más tarde, en el minuto 62', Koke ponía en el área un balón de una falta, cómo no, a balón parado, y Mario Mandzukic conseguía el tres a uno en el electrónico.

En el minuto 80', Koke volvía a centrar un balón adentro del área. Esta vez, y de espaldas a portería, Raúl García remataba y conseguía anotar el cuarto gol para los de Diego Pablo Simeone. En el minuto 87', tras otro desajuste defensivo grave de la defensa colchonera, Nabil Ghilas se quedaba completamente solo delante de Moyá y conseguía fusilarle. Cuatro a dos era el resultado final en el marcador. Tres de los cuatro goles llegaban de cabeza a favor del Atlético Aviación....esto...del Atlético de Madrid.

#Fútbol