En la liga de #Baloncesto profesional de Estados Unidos son muy de estadísticas. De hecho, en el deporte de Estados Unidos en general son muy de estadísticas. Todos los deportes son transformados en frías cifras con las que explicar a las claras el desempeño de un jugador sobre la cancha en todo aquello que es medible.

Y de todos los deportes el baloncesto, precisamente por ser el que más aspectos distintos tiene en su desarrollo, es el que más estadísticas acaba acumulando. Las tablas en las que se desarrollan y extienden los distintos datos acaban pareciendo en muchos de dichos casos auténticos galimatías numéricos que en muchos casos cuesta incluso descifrar.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo existe un dato que tienen absolutamente todos los deportes y que es tan claro como rotundo, el número de victorias. Es un aspecto del juego y una estadística que cuesta mucho discutir, pues no deja de ser el principal objetivo de todo equipo en todo deporte, la victoria como medida directa del desempeño del equipo y de todos y cada uno de sus jugadores tanto individualmente como en su conjunto.

En el caso del trío de San Antonio Spurs formado por el estadounidense Tim Duncan, el argentino Manu Ginobili y el francés Tony Parker resulta incontestable su superioridad a otros tríos en la historia de la liga con sus quinientas victorias, a excepción de algunos tríos de leyenda como el formado por Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish, de los Boston Celtics, con quinientas cuarenta victorias.

Anuncios

En este momento son el trío de jugadores más laureado de la historia de la liga si obviamos a los que integraron en los ochenta los Boston Celtics, que en este momento solo están a cuarenta victorias y podrían ser alcanzados con cierta facilidad a poco que este equipo realice una temporada decente y ninguno de sus tres jugadores principales se lesione en ese tiempo.

Ahora mismo solo ellos están entre los tríos más laureados de la historia que no ha pertenecido a una de las franquicias más importantes de esta liga, que serían Boston Celtics y Los Ángeles Lakers, todo un récord y una demostración de longevidad y fidelidad a un equipo de estos jugadores que se han ganado a pulso pasar a la historia de este deporte tan competitivo.