El 18 de noviembre se enfrentan dos de las más grandes selecciones del momento, la alemana y la española, en el estadio de Balaídos en Vigo. En este partido, aunque es amistoso, los dos equipos tratarán de defender su bandera y, por distintos motivos, intentarán mostrar la mejor versión de cada uno. Por parte de Alemania, los jugadores querrán demostrar que realmente merecen el título que actualmente poseen (habiéndolo arrebatado a los contrincantes) como campeones del mundo, mientras que en el lado de los españoles la voluntad será de reivindicar su poder como equipo e intentar aclarar que el desastre en el pasado mundial de Brasil no fue más que un tropiezo, que todavía quedan fuerzas en sus líneas de liderazgo.

Anuncios
Anuncios





España viene de haber ganado de manera contundente a la selección de Bielorrusia en partido oficial de clasificación para la Eurocopa del 2016. El partido terminó 3-0, un marcador no excesivamente abultado pero que, aunque los bielorrusos trataron de defender en todo momento, no se vio peligrar en todo el partido. Una más que aceptable forma de juego por parte de una España repleta de jugadores nuevos, la mayoría no había sido más de 8 veces internacional, sirvieron para dejar claro que no es la última palabra de la "roja", con el enorme papel que desempeñaron jugadores como Isco, que aunque brilló mucho, coincido con el seleccionador Del Bosque en que en ciertas acciones pecó de individualista pudiendo tocar fácil.



Alemania por su parte también llega al derbi después de haber ganado 4-0, pero aun viendo la magnitud del marcador resultó un ligero partido plagado de paseos, ya que su contrincante fue una más que insuficientemente amateur Gibraltar.

Anuncios

En este partido el jugador valencianista Mustafi jugó los 90 minutos y estuvo bastante correcto, casi sin exigencias, de hecho una incursión suya da en el palo y el rechace lo aprovecha Müller para subir el primer tanto en el luminoso.



Dos selecciones ganadoras se enfrentan, por tanto, el martes en un trepidante partido en el que, quien gane no solo conseguirá la satisfacción del momento, sino también orgullo y una dosis extra de autoestima de cara al próximo trofeo europeo. #Fútbol