Taya Valkyrie es el vivo ejemplo de que los sueños se pueden hacer realidad, pero en ocasiones, los caminos para lograrlos no son los que teníamos planeados en un principio. La flamante Campeona de AAA comparte su historia y explica la forma en la que el ballet clásico le rompió el corazón, y la lucha libre le devolvió la esperanza: ¨Mis padres fueron toda su vida maestros especializados en las bellas artes como el teatro, el cine y la música, prácticamente era obvio que en mi niñez pensara en dedicarme en cuerpo y alma a la danza. Así lo hice desde los 5 años hasta la época en la que entré a la universidad ganando todos los campeonatos para Canadá, país del que soy originaria¨, apuntó muy orgullosa Taya.

Anuncios
Anuncios

Para ese entonces, ¨La Diosa Canadiense¨, como también la conocen los aficionados a la lucha libre, tenia su vida resuelta, pero la naturaleza le tenía preparada una mala jugada: ¨A las 18 años empecé a crecer de golpe y mi estatura ya no era la adecuada para una bailarina de ballet. De pronto mis entrenadores me empezaron a hacer a un lado y me convertí en la burla de mis compañeros, y curiosamente el bullying, me enseñó que solamente en nuestro interior se encuentra la decisión de luchar para que el futuro sea exitoso¨... la rubia más querida del pancracio hace una pausa y continua:

¨De inmediato busqué a Lance Storm que es un prestigiado luchador canadiense y le pedí que me entrenara, y la verdad los resultados fueron casi casi inmediatos porque aprovechamos las cualidades atléticas que a través de los años me proporcionó el ballet.

Anuncios

En Marzo del 2012 llegué a México y conocí a Konnan, uno de los grandes ídolos en este país, y él, al ver mis ansias de triunfo, me apoyó para ganarme poco a poco una oportunidad en las carteleras de la AAA¨.

 Taya suelta un pequeño suspiro y sigue contando: ¨Cuando lo cuento, parece que mis inicios en México fueron sencillos, pero la verdad es que pasé muchas necesidades, los ahorros que traje de Canadá se acabaron pronto, y en ocasiones comía solamente arroz con salchichas. Yo misma confeccionaba mis atuendos de lucha libre y cuando no tenia para pagar el gimnasio entrenaba en el parque, pero todo valió la pena porque ahora soy la primera campeona extranjera de AAA, le quité el cinturón a la mexicana, Faby Apache y ahora voy por su cabellera¨. Concluye la canadiense que representa el rostro bello de los luchadores rudos, Taya Valkyrie.