La afición valencianista ya estuvo presente en nombrosos enfrentamientos clave con la plantilla del año pasado e hizo posibles partidazos increíbles como la remontada al FC Basel de un 3-0 en Suiza a un 5-0 en Mestalla; ha hecho que creer en la victoria se asociase a poder sentirla, a gozar partido a partido con grandes pancartas y un gran clamor de cánticos y felicidad que hacían a los propios jugadores sentir fuerzas inimaginables, intimidar a los contrarios, se ha creado una gran familia que costará deshacer con este proyecto.

Como dijo Javi Fuego tras el partido contra el Villarreal en el Madrigal: "es como si jugaramos en casa" y es que cualquiera que pudo haber visto el partido, fuese o no del #Valencia, sintiendo o no sus colores, puedo asegurar que sentiría el valencianismo en estado puro, ya que hasta el último suspiro del encuentro, el campo del "submarino amarillo" entonó decenas de cánticos valencianistas, los aficionados "groguets" miraban nerviosos a las gradas donde se encontraba la hinchada "ché" que no se detuvo ni para la celebración de los goles.

Anuncios
Anuncios

Todo ese apoyo tan esencial en el papel que está jugando el Valencia en la #Liga no ha pasado, por tanto, desapercibido para la entidad "taronja", que tras el desacuerdo que ha habido para concretar un precio para entradas de los valencianistas en el Ciutat de Valencia para el derbi de la semana que viene (mediante el cual el Levante había acabado estableciendo un precio de 30 euros), ha decidido bonificar con 15€ cada entrada de ´Grada Visitante´ hasta la adquisición de las 1.050 localidades de las que dispone esa área.

Esta decisión no ha sido espontánea, no. Los de Mestalla entienden que el Levante rompe el "compromiso tácito" de precios entre clubes de la Comunidad Valenciana, no por ello teniendo en cuenta un cambio de precio para el partido de vuelta del derbi, para el cual el club valencianista piensa mantener los 15 euros en los asientos ocupados por aficionados "granotas".

Anuncios

El proyecto valencianista está funcionando, hecho que la afición aplaude y que de forma recíproca el club devuelve a la hinchada con decisiones como la anterior creando en el Valencia CF un ambiente familiar de perfecta armonía.