En la segunda jornada, se introducían  los integrantes del Grupo A: Novak Djokovic, Stanislas Wawrinka, Tomas Berdych y Marin Cilic. Todos llegaban en estado de formas muy distintos, mientras Djokovic venía de ganar en París, Wawrinka estaba mostrando una imagen muy pobre en las últimas semanas, Berdych cumplía sin más con lo que se esperaba de él y Cilic se tomaba un descanso y se saltaba el último M1000 de la temporada para estar fresco en esta cita.

Con el serbio, que quiere confirmar el acabar en lo más alto del ranking en este 2014, como claro favorito de llevarse el trío de victorias en este grupo la lucha estaba por ver quién le iba a acompañar, cuál de los otros tres ofrecería su mejor versión para empezar bien la competición.

Anuncios
Anuncios

Empezaba la jornada con el duelo entre Wawrinka y Berdych. Había expectación sobre a qué nivel rendiría el suizo, que llevaba muchos meses navegando a la deriva, aquí en Londres y la respuesta fue muy contundente, volvimos a ver a “Stan The Man” en pleno rendimiento, parecido al que vimos a inicios de este año en el Australian Open o Montecarlo. El resultado final de doble 6-1 lo dice todo, el suizo se mostró implacable. Sus mejores armas, el servicio y el espléndido revés, volvieron a carburar. Además, en las subidas a la red también se le notaba muy cómodo, con confianza. Berdych se vio superado en todo momento, no sabía qué hacer, siempre iba a contracorriente y tarde.

Los datos del partido muestran esa apisonadora que fue ayer Wawrinka. 67% de primeros saques con un 95% (21/22) de efectividad, 5 aces por ninguna doble falta, 5 puntos hizo el checo al resto en todo el encuentro.

Anuncios

Por su parte, Stan restó un 56% haciendo un 5/9 en bolas de break, sabiendo contrarrestar a la perfección el 2º servicio de Tomas ganando un 79% (19/24). Fue tal la superioridad que el suizo llegó a disponer de bola para el 6-0 en el primer set. En poco menos de 1 hora, teníamos decido el ganador de este primer partido del Grupo A.

En el segundo encuentro del día, en el turno de vespertino, fue un calco de lo que pocas horas antes había sucedido. Djokovic se veía las caras con Cilic, al que dominaba por absoluto en los encuentros directos, 10-0. Tras el título en París del serbio y el descanso tras jugar en Moscú del croata, había dudas de cómo afectaría eso a Marin, que fueron disipadas rápidamente. Buen inicio del croata, ganando su servicio en blanco y apretando hasta el deuce a un Nole poco reconocible, muy fallón y demasiado agresivo. Pero a partir de ese momento, el partido se decantó a favor de Djokovic, sin tener Cilic opción de reacción. El serbio cambió el chip y pasó a usar una táctica más defensiva, convirtiéndose así en un muro que el croata era incapaz de fisurar.

Anuncios

Encadenó 7 juegos consecutivos y pasamos del 1-1 inicial al 6-1 y *2-0. Ahí apareció un atisbo de luz para Cilic, que se hacía con el primer break a su favor y podía equilibrar el marcador en el segundo set, aunque Nole le volvía a aplicar un duro parcial, esta vez de 4-0 para cerrar el encuentro con otro doble 6-1.

Como ya pasó en el primer encuentro, los números al servicio con el segundo saque fueron determinantes. El 24% (5/21) que tuvo  el croata con su segundo servicio, junto al ya de por sí malo 52% (13/25) con el primero, hicieron que tan solo pudiera mantener una vez su saque. Djokovic supo restar muy bien (61%) y se impuso claramente en el fondo de la pista, lo que le brindó esta victoria por la vía rápida, otra vez, en poco menos de 1 hora. #Tenis