Tarde de #Liga, con mucho fútbol y mucho morbo en Camp Barça. Fútbol porque recibe hoy a las 20:00 a un Sevilla fuerte, quinto en la clasificación, solo dos puntos por debajo del equipo blaugrana. Y con morbo porque, últimamente, las aguas andan bastante revueltas en el club blaugrana. Tanto que hasta a su incuestionable estrella empieza a salpicarle. Y sí esto le sucede a Messi, el "Messias" del equipo blaugrana de ahora y de siempre, imaginaros cómo esta la cosa en el resto del patio.

Y es que, desde la visita al Bernabeu, donde el equipo de Luis Enrique cosechó su primera derrota del campeonato, el Barça no encuentra ni su juego ni buenos resultados. Perdió su siguiente partido en casa, contra el Celta de Vigo, 0-1, y en la ultima jornada a punto estuvo de perder contra el Almería, que consiguió remontar, casi contra la bocina, un 1-0 que arrastraba desde el primer tiempo.

Pero no solo en lo deportivo están revueltas las aguas, sino que el problema sacude a casi todas las instituciones del club. Desde el cuestionamiento de Zubizarreta como director deportivo, algo que no es nada nuevo. Pero claro, dados los malo resultados y el mal juego, la situación se agrava. Luis Enrique empieza a ser cuestionado por la afición, que no ve bien sus experimentos, con un Piqué hoy titular, pese a ser últimamente suplente, por estar más perseguido o polémico que nunca; con un Messi al que le crecen los rumores de huida del club y que se encuentra en mala racha goleadora, en la que no ve puerta desde hace tres jornadas, justo cuando se colocó a un solo gol de igualar el récord histórico de goles de la liga, en posesión de Telmo Zarra con 251 goles.

Si a todo esto le sumamos el reciente anuncio de Laporta, que dice sentirse con ganas e ilusión de volver a presentarse para presidente, y los rumores de que Mourinho podría ser parte de su proyecto para la candidatura, con todo así, y teniendo tan recientemente aquel mítico Barça del 2009, que ganó todo, es normal que la afición empiece a cuestionar este proyecto. #FC Barcelona