El Atlético de Madrid ha pasado de ser un equipo violento, agresivo, con muchísimas faltas en su haber, que empezaron con fuerza y donde varias amarillas se les mostraron siendo seis o sietes su máximas tarjetas en el derbi contra el Real Madrid, y otras seis, más o menos en los juegos del Mediterráneo contra el Almeria, ha pasado a ser el equipo que menos faltas comete y que menos tarjetas le sacan, siendo los tres últimos partidos los más limpios del equipo rojiblanco, al no sacarles los árbitros ninguna tarjeta amarilla en dos de ellos y solo dos contra el Getafe y cometiendo muy pocas faltas en el partido.

Así el equipo demuestra que solo se juega duro cuando es necesario, y es que hay equipos que hay que demostrarles que están en el campo para conseguir ganarles, un ejemplo, el Real Madrid , que es un equipo que son flechas, con una técnica sorprendente que no les paras sino eres más agresivo con los jugadores, claro ejemplo demostró en su día el Atlético de Madrid en su día, dejando ver que al Real Madrid se le gana mediante la fuerza y sin dejar que se muevan sus jugadores.

Así que desde aquí me gustaría hacer ver a aquellos que llaman al Atlético de Madrid violentos, agresivos o duros, que el fútbol es un juego de contacto, donde hay momentos donde hay que parar el juego y así evitar encajar un gol, a mi siempre me decían cuando disfrutaba de este deporte, que si pasaba el balón no podía pasar el jugador y esa es la filosofía de Diego Pablo Simeone, cuando es necesario hay que parar al jugador como se pueda, si no hace falta no se hacen faltas así estas tres últimas semanas o jornadas, frente al Español y Córdoba al Atlético de Madrid no le han enseñado ninguna tarjeta por que no han tenido necesidad de ellas y frente al Getafe, que fue un partido bastante duro, solo vieron dos tarjetas.

Además el Atlético solo ha tenido una expulsión, a mi parecer un tanto rigurosa, de Cerci, un jugador que solo jugó veinte minutos y que le sacaron dos amarillas muy rápidas y un poco rigurosas pero bueno esa es la expulsión del Atlético, además de que en Europa lleva tan solo 7 amarillas después de 3 partidos disputados, dos tarjetas de media, más o menos.