María Sharapova ha declarado en una rueda de prensa a un medio de comunicación estadounidense que su máxima prioridad es seguir ganando Grand Slams en el año 2015 y no conseguir el número uno del ranking WTA, toda vez que para la tenista siberiana esto resulta algo secundario pues considera que al final de una carrera deportiva se te recuerda más por los títulos que por las veces que uno se gane el número uno del ranking WTA.

La espectacular tenista siberiana ya sabe lo que es sentirse la número uno de ese ranking, y no obstanteella está feliz por los campeonatos conseguidos en el año 2014, especialmente el Roland Garrós donde ganó en la final a una de las tenistas más prometedoras del circuito femenino, la rumana Simona Halep.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, no solo es feliz por sus éxitos deportivos sino por el cambio de entrenador que llevó a cabo en este año, con el que se siente muy cómoda, ya que el coach Sven Groeneveld relanza su confianza y se ha molestado en conocerla a la perfección en los aspectos de su juego y en perfeccionar él mismo en tierra batida, con lo cual realiza un magnífico trabajo.

La jugadora de 27 años tiene un juego espectacular y un estilo muy marcado que nunca ha variado, basa su juego en golpes demoledores y siempre va al ataque porque su debilidad es defender, confía mucho en sus golpes, ya sea con la derecha, con la izquierda, el revés, entre otros. Desde cualquier posición, ya sea desde el fondo de pista, a media pista o en la red, lo que sorprende es su evolución en todas las superficies; antes era muy patosa en tierra batida, mientras que en las otras superficies dominaba, hoy sin embargo se adapta a todas las superficies, ha trabajado mucho la movilidad y el saber resbalar en tierra, sus torneos en el Masters 1000 de Madrid y en el Roland Garrós lo confirman, y al respecto hace unos años ella misma declaró que "se sentía como una vaca sobre el hielo", hoy no obstante se sentiría como una patinadora sobre el hielo.

Anuncios

Cabe recordar que ya tiene en su palmarés cinco Grand Slams, dos Roland Garrós, un Wimbledon, un Open de Australia y un Open de los Estados Unidos y podría tener más si no fuera por el destino que le ha puesto delante a la mejor tenista de la historia de la categoría femenil, Serena Williams. #Tenis