Memphis Grizzlies está en este momento intratable. Destrozó a su máximo rival en la conferencia y estableció claramente su dominio del actual campeonato. El primer cuarto empezó como se supone que debía empezar este partido, con ambos equipos luchando cada balón y provocando que cada anotación sea un logro. La anotación de ambos equipos fue baja durante una parte importante del cuarto, que llegó tras ocho minutos a un empate técnico a quince puntos.

Parecía que este sería un partido que se decidiría en pequeñas jugadas y tiros que salieran de dentro del aro. Sin embargo en ese momento el partido se quebró completamente con una racha de Memphis Grizzlies que dejó a Houston Rockets desarbolado.

Anuncios
Anuncios

En apenas cuatro minutos comenzaron una racha anotadora de diecinueve a tres que cerró el cuarto con treinta y cuatro a dieciocho. Dieciséis puntos de ventaja en cuatro minutos que hicieron que el partido cambiara completamente en muy pocos minutos.

Sin embargo, no fue esta una pájara momentánea, el segundo cuarto siguió con esta misma tendencia aunque amortiguada por un equipo, los Houston Rockets, que había podido rearmarse y al menos opuso una razonable aunque algo timorata resistencia frente a sus rivales. El resultado acabó siendo de veinticuatro a treinta y uno para Memphis Grizzlies que en ese momento ya dominaba el marcador por veintitrés puntos. Los Houston Rockets se encaminaron a los vestuarios sabedores de que muchas cosas tenían que cambiar si esperaban que el partido acabara decantándose a su favor.

Anuncios

El tercer cuarto empezó como el anterior, con unos Memphis Grizzlies que no dejaban de aumentar la ventaja en el marcador y unos Houston Rockets que no eran capaces de parar a un equipo que les estaba desbordando en el juego tanto interior como exterior y que, además, tenía entre sus filas a un Marc Gasol que estaba despedazando a los tejanos sin piedad desde la pintura. El cuarto acabó con veinticuatro a treinta y dos, otros ocho puntos a la diferencia.

El último cuarto empezó ya con el partido terminado. Treinta y un puntos son demasiados para recuperar en doce minutos. De hecho fueron demasiados para marcarlos en doce minutos. El resultado final del cuarto fue de veintisiete a veintidós para unos Houston Rockets que ofrecieron un partido de exhibición frente a lo que quisieron sacar los Memphis Grizzlies. #Baloncesto