Anoche se jugaba uno de los mejores partidos que se pueden ver en la Conferencia Oeste de la NBA. Este encuentro enfrentaba a Los Ángeles Clippers frente a los Memphis Grizzlies de Marc Gasol, que está siendo el jugador de moda en este inicio de temporada y es uno de los artífices de que su equipo se encuentre en lo más alto de la clasificación. Los osos de Memphis venían de doblegar a los Boston Celtics con un partidazo del pívot de Sant Boi con 32 puntos, igualando su mejor máxima anotadora, y 8 rebotes.

Esta vez los Grizzlies jugaban en casa ante un rival con grandes jugadores como Chris Paul y Blake Griffin. Y es que, cuando un equipo tiene confianza, se plasma en la cancha, así fue el inicio de partido, con un 12-2 para el equipo de casa.

Anuncios
Anuncios

Marc Gasol empezaba el encuentro enchufado y no pintaba nada bien para los Clippers. Pero estos Grizzlies no son solo Marc, ya que hasta cinco jugadores más acabaron el partido con dobles dígitos en la faceta anotadora.

El marcador final (107-91) refleja la total superioridad del equipo de Tenessy ante unos Clippers que deambulaban impasibles por el FedEx Forum de Memphis. El jugador más destacado del equipo visitante fue el base Chris Paul con 22 tantos, 5 rebotes y 5 asistencias. Jamal Crawford también hizo un gran partido con 19 puntos pero el que no estuvo al nivel que nos tiene acostumbrados fue Blake Griffin, que se quedó en 12 puntos y 4 rebotes, pero con un 30% de acierto en tiros de campo.

Por lo que se refiere a los Memphis Grizzlies, además de Marc, destacaron Courtney Lee y Tony Allen con 13 y 12 puntos, respectivamente.

Anuncios

Otros que también superaron los dobles dígitos fueron Beno Udrih y Pondexter con 11 puntos y Zach Randolph, que se quedó con 10 puntos, por debajo de su media anotadora. Los próximos partidos para estos dos equipos no serán fáciles, ya que los Clippers se enfrentará a los Charlotte de Kemba Walker y los Memphis jugarán ante Los Ángeles Lakers, que parece que despiertan tras el pésimo arranque de temporada, siendo el peor de su historia.  #Estados Unidos #Baloncesto