Memphis Grizzlies es ahora mismo el mejor equipo de la Conferencia Oeste. Llevaba, antes del partido, doce victorias y dos derrotas. Los Ángeles Lakers es el peor equipo de la Conferencia Oeste. Al empezar el encuentro, estaba con un récord de tres victorias y once derrotas. Las apuestas por el ganador estaban bastante claras para todos los asistentes al Staples Center. El partido tuvo su emoción, pero al final acabó como todos esperaban.

En el primer cuarto los del estado de Tennessee salieron a la cancha con la intención de acabar rápidamente con el partido, en un cuarto en el que abriesen una amplia ventaja con la que poder jugar durante el resto del partido sin tener la preocupación de tener a los californianos cerca en el marcador.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, el equipo angelino opuso una gran resistencia en los primeros minutos y, aprovechando una sequía en el marcador de sus rivales, se puso por delante. Durante el resto del cuarto fueron manteniendo la ventaja en unas cifras similares y acabaron por llegar al final del cuarto con un marcador de 26 a 21 para ellos. Unos 5 puntos que, en principio, no resultaban preocupantes pero que podrían llegar a ser un problema si Memphis Grizzlies no cambiaba cosas.

En el segundo cuarto el comienzo fue el mismo que el final del anterior. Los Ángeles Lakers poniéndose aún más por delante, mientras los Memphis Grizzlies trataban de solucionar las cosas. Sin embargo los de Tennessee lograron adaptarse bien y acabaron por acortar las distancias hasta acabar el cuarto con un resultado de 25 iguales.

Anuncios

Los 5 puntos seguían siendo favorables a Los Ángeles Lakers, pero ahora la sensación era muy distinta. El cuarto había terminado con los Memphis Grizzlies avanzando y los californianos retrocediendo, lo que daba ánimos a los visitantes para la segunda mitad.

A la salida de los vestuarios los Memphis Grizzlies se pusieron rápidamente por delante en el marcador y abrieron brecha apoyándose en su enorme juego exterior y en Marc Gasol, hasta acabar el cuarto con un 34 a 23 que, sencillamente, dejaba todo el trabajo realizado por Los Ángeles Lakers en prácticamente nada y cerraba el partido a falta de un cuarto de transición. Al final, el partido acabó con un 99 a 93. En definitiva, una victoria que no fue por la vía rápida pero sí que fue en un cuarto monumental. #Baloncesto