Los Golden State Warriors son ahora mismo el segundo mejor equipo de la Conferencia Oeste, solo por detrás de unos Memphis Grizzlies que sencillamente están en otra liga muy distinta. Llevan una media de cinco victorias por cada seis partidos, lo que deja muy a las claras la capacidad de este equipo para ganar los encuentros.

Por el contrario, los Orlando Magic tienen seis victorias y once derrotas, y van décimos en una Conferencia Este, en la que solo existen quince equipos y además están entre ellos los Philadelphia Seventy Sixers, que no tienen precisamente su año. Con estos dos equipos frente a frente, la victoria de Golden State Warriors parecía segura.

Anuncios
Anuncios

El primer cuarto empezó con un 10 a 0 para los californianos, apoyados especialmente en las figuras de Klay Thompson, base del equipo, y Harrison Barnes, alero. Un inicio que parecía condenar a los Orlando Magic. Sin embargo los jugadores de Florida lograron con esfuerzo colocarse mucho más cerca en el marcador y acabar el cuarto con un 27 a 31 que les dejaba por debajo pero mucho más cerca de lo que en principio parecía que iban a estar.

El segundo cuarto no trajo mejoras para los Orlando Magic y los californianos empezaron rápidamente a distanciarse en el marcador haciendo palanca con un juego exterior y una segunda unidad que demostró mucho oficio y una gran capacidad anotadora. Antes de que pudieran pestañear, los de Florida ya estaban a 14 puntos por debajo en el marcador. Un parcial negativo de 10 puntos que empezaba a hundirles en la miseria.

Anuncios

Al final 34 a 25 para Golden State Warriors y 13 puntos de ventaja global de camino a los vestuarios.

El tercer cuarto solo sirvió para terminar el trabajo que ya estaba muy cerrado a la altura del segundo cuarto. Los californianos hicieron lo que quisieron con los Orlando Magic y antes de que pudieran darse cuenta estaban los de Florida muy por debajo en el marcador. Como ejemplo sirva que se dejaron en este cuarto 14 puntos.

Al final del tiempo reglamentario para este periodo estaba el parcial en 27 a 13. Una ventaja de 27 que permitió a los Golden State Warriors salir al último cuarto a cumplir con el compromiso. En definitiva, 111 a 96 y una victoria fácil para los visitantes. #Baloncesto