Derrick Rose ha vuelto. El jugador de los Chicago Bulls se ha recuperado en un tiempo record de su último susto y en este momento está tratando de volver a sus mejores momentos. Sin embargo sobre la cancha y hasta que alguien diga lo contrario, los galones los tiene su ala-pívot titular. #Pau Gasol ha conseguido que en unos pocos partidos se olvide la ausencia de las dos grandes estrellas de la franquicia, demostrando que en él se puede confiar partido tras partido.

De hecho el base de los Chicago Bulls volvió a torcerse el tobillo, un nuevo susto para un equipo y una afición que no se acostumbran a estos sobresaltos.

Anuncios
Anuncios

Afortunadamente esta vez no parece que vaya a perderse partidos y por tanto el parte de bajas no contará esta vez con la estrella del equipo.

Pau Gasol aportó al equipo una renta de veintidós puntos y catorce rebotes para completar una de las mejores actuaciones desde que está en la franquicia de Illinois. Ahora mismo es con toda seguridad uno de los jugadores clave de cualquier victoria presente o futura de esta franquicia en tanto siga él en el equipo. No solo logró una enorme anotación o una cantidad muy alta de rebotes. Además logró que en un partido contra un equipo con una más que destacable plantilla en el juego interior la anotación de los hombres altos de los Milwaukee Bucks no lograra estar a la altura. En muy poco tiempo logró imponer su ley en la pintura y secó al equipo contrario mientras aportaba mucho a la anotación de su equipo.

Anuncios

Ahora mismo es con diferencia el gran referente del equipo a la espera de que la vuelta de las grandes estrellas les permita a los jugadores de la franquicia buscar otras opciones en ataque. Hasta entonces gran parte del juego del equipo pasará por las manos del ala-pívot. Pau Gasol se empieza a acostumbrar en todos los equipos en los que juega a ser una mezcla de gregario y estrella. Es una pieza clave en su equipo, pero no destaca en especial. Es el tipo de jugador que no da un enorme espectáculo partido tras partido pero que al acabar los cuarenta y ocho minutos miras sus números y parecen los de una gran estrella. #Baloncesto