Los Chicago Bulls son ahora mismo el equipo a batir de la Conferencia Este. Llevan varios partidos sin poder contar con sus dos máximas estrellas y aún con todo siguen imponiéndose a sus rivales en la mayor parte de sus enfrentamientos. Esto dice mucho de un equipo. Ser capaz de sobreponerte a las bajas es un gran ejemplo de lo que puedes hacer ante un partido en el que tu máxima estrella no tenga el día especialmente inspirado. Y en este momento los marcadores con los que acaban los partidos de los Chicago Bulls y las estadísticas de sus jugadores hablan de ese tipo de equipo.

Día tras día siguen logrando sobreponerse a cualquier dificultad y siguen manteniendo un perfil de victorias y derrotas que podríamos calificar de asumible en un equipo de la liga de #Baloncesto de Estados Unidos, lo cual convierte estas estadísticas en excelentes para un equipo que ya empieza el partido con el lastre de los lesionados.

Anuncios
Anuncios

Y precisamente en las estadísticas podemos ver esos grandes resultados. No vemos jugadores que destaquen en aspectos determinados muy por encima del resto de sus compañeros. Todos aportan y solo vemos las diferencias en el partido, cuando los movimientos de los jugadores nos indican quién lleva los galones sobre la cancha. Algunos jugadores, especialmente en la pintura aunque también en el exterior, han tomado al equipo y se lo han echado a la espalda. Ahora mismo la falta de esos jugadores podría no afectar a las estadísticas del equipo, pero muy posiblemente si al juego que hacen, que en este momento resulta muy fluido. Los dos jugadores más destacados en este aspecto son #Pau Gasol y Jimmy Butler.

Pau Gasol es el principal hombre en la pintura ahora mismo, entre otras cosas porque no juega solo para la pintura.

Anuncios

Es un ala-pívot que aporta también a la circulación del balón exterior y que es capaz de llevar la pelota al punto perfecto del campo con un solo pase, lo que obliga a defensas intensas. Esto libera a sus compañeros que pueden jugar con la tranquilidad de no estar tan presionados.

Jimmy Butler, por el contrario aporta una continuidad al equipo y un sacrificio que resultan muy destacables. Es el jugador que más tiempo está en el campo. Pero no es un jugador que esté por estar, permanentemente está aportando algo y los rivales tienen que estar atentos a este jugador que no hace nada pero lo hace todo.

En definitiva un equipo con las estrellas de baja pero que aporta juego a la ecuación de victoria.