Los Ángeles Lakers son ahora mismo una sombra de la sombra de sí mismos. Empiezan a ver muy lejos cualquier esperanza de victoria, pues ni siquiera con su estrella en un estado de forma pletórico y con números de All-Star Weekend pueden los de Los Ángeles sobreponerse a una inercia de derrotas como nunca había conocido la franquicia en todo el tiempo que han permanecido en la Capital del Cine de Estados Unidos.

De hecho solo se recuerda una temporada peor y esta aún no ha terminado. Se trata de la temporada que empezase en el año 1957 y en la que los primeros siete partidos se transformaron en siete derrotas. Por ahora nada hace pensar que ese récord no pueda ser ampliamente superado por un equipo que, sencillamente, no tiene nivel para enfrentarse a sus rivales, especialmente con medio equipo en la enfermería.

Anuncios
Anuncios

Ahora mismo el equipo ni siquiera puede aprovechar las noches estelares de su gran estrella Kobe Bryant, como la que vimos ante los Phoenix Suns. Fueron 39 puntos en 44 minutos, una noche memorable para un jugador que va a querer olvidarla lo antes posible, ya que aún con todo el equipo volvió a perder.

Puede que uno de los mejores jugadores de la historia de la franquicia sea recordado por estar en el peor año de la historia de la franquicia, lo cual es tremendamente duro, especialmente cuando hace no muchos años se esperaba de este equipo que volviera a ser uno de los grandes de la competición y llevase un buen puñado de anillos a las vitrinas de la franquicia más laureada de la Conferencia Oeste.

Lo peor es que no suelen recibir grandes palizas, el último partido lo perdieron por unos exiguos seis puntos, pero sencillamente no logran ganar.

Anuncios

Han entrado en la dinámica de la derrota y sencillamente cuando ven el aro no tienen el instinto anotador que se pide en la mejor liga de #Baloncesto del mundo. Ahora mismo el equipo está en una espiral de derrotas y mientras esto no cambie sencillamente no llegarán las victorias.

Todos piensan que esto tiene solución y un final al estilo de Hollywood.