En el mundo futbolístico moderno el mediapunta es una posición imprescindible a la vez que controvertida, los analistas de futbol se limitan a decir que es una posición que se encuentra entre los mediocentros y la delantera de un equipo, exactamente en la línea de tres cuartos y que su función es mantener la conexión entre esas dos franjas, aunque esto es verdadero solo es la punta del iceberg puesto que esas funciones no tienen nada que ver con las expectativas que exige un club a sus mediapuntas.

A la figura del mediapunta en la mayoría de ocasiones se la ve como el río Guadiana, un día está lleno de agua y al siguiente más seco que una mojama, en futbol se dice que el jugador tiende a ser irregular, si tiene la luz encendida te soluciona el partido, en cambio sí la tiene apagada en la mayoría de ocasiones es mejor cambiarle por otro jugador o reajustar el sistema, también se les pide que colaboren en tareas defensivas pero normalmente no lo hacen porque nacen vagos, solo se les ve el pelo cuando su equipo está en posesión del esférico.

El mediapunta suele ser un jugador con una técnica y control de balón exquisitos, de perfil elegante y la mayoría están dotados de una capacidad goleadora pero hay muchos perfiles de mediapuntas.

Isco Alarcón del #Real Madrid está cosechando su mejor temporada desde que debuto y está rompiendo los términos generalizados que se tienen con respecto a los mediapuntas.

Lo normal es que si un mediapunta tiene gol y último pase tiende a participar poco en la influencia del juego y los que sí tienen influencia en el juego no suelen tener último pase.

El malagueño posee una depurada técnica, control de balón y regate mágicos pero últimamente anota goles, está dando asistencias de gol y participa de forma muy activa en la influencia del juego.

Pero lo que de verdad está diferenciando a este Isco al de hace una temporada es que Carlo Ancelotti está consiguiendo quitarle la holgazanería a la hora de defender, el malagueño se ha puesto el mono de trabajo y es uno de los jugadores de la plantilla que más balones recupera y corre más o menos 11 kilómetros cada partido, su enorme talento está respaldado por su esfuerzo.

¿Acaso un obrero no puede crear arte?

Todos los mediapuntas suelen ser incompletos en alguna faceta del juego

Por poner un ejemplo Özil tiene un físico limitado, Iniesta no tiene último pase ni una capacidad goleadora aceptable y le cuesta dar pases al hueco al construir jugadas etc…

Isco rompe con la idea preestablecida y se está convirtiendo en un jugador completo.

En la calle hay un debate entre quien debe de jugar, el o Bale desde los partidazos del malagueño frente al Liverpool y Barca, es un debate estéril porque todos los equipos juegan de una forma distinta o cambian su estrategia a lo largo de un encuentro, lo importante es que Carlo Ancelotti siga haciendo importante a Isco contando con él y le exija lo que hasta ahora le estaba exigiendo.