El defensa mexicano, Héctor Moreno, quien sufrió una severa lesión en el pasado Campeonato del Mundo en Brasil en el duelo de Octavos de Final ante Holanda, regresó luego de cuatro meses de recuperación en el partido en el que su equipo, el Espanyol de Barcelona disputó ante el Olympique de Marsella. 


Moreno se lesionó la última jugada del primer tiempo ante Holanda, cuando Arjen Robben escapaba; el defensor azteca intentó detenerlo con una barrida y aunque impidió el avance del atacante cometiendo una infracción que no fue sancionada, sufrió una fractura, que le impidió continuar con el encuentro que a la postre perdería el seleccionado mexicano por 2-1 ante la Naranja Mecánica. 


El defensor entró al terreno de juego al minuto 67 en sustitución de Caicedo, jugó 23 minutos y puso fin a su inactividad. El zaguero no mostró molestia alguna y su participación en el encuentro de mucha ayuda para el cuadro español que se mostró más sólido con el ingreso del mexicano. A pesar de la buena actuación, su retorno en la Liga Española aún no es seguro, aunque quizá aparezca en la banca del cuadro de los Periquitos. 


El regresó de Héctor Moreno se combinó con la buena actuación del cuadro español que dirige Sergio González, quien no quiso perder ritmo debido a la Fecha FIFA y las eliminatorias rumbo a la Eurocopa de Francia 2016 y dio juego a elementos con poca actividad. 


El primer gol del partido fue para el Espanyol, que comenzó mejor que el Olympique y por la vía del penalti se adelantaron en el marcador, gracias al buen cobró de Caicedo. 


Tras el gol, los locales asumieron la responsabilidad y se llenaron de confianza, dominaron el partido pero no conseguían ampliar la ventaja. Tuvo que ser Víctor Sánchez, tras una jugada individual de Javi López, que el cuadro blanquiazul vio un resultado más justo (2-0). 


Sin embargo, los franceses no querían irse con las manos vacías y casi inmediatamente de haber recibido la segunda anotación, Aloe cobró una falta para recortar distancias. El poco tiempo que le restaba al encuentro fue el mejor aliado para el Espanyol de Barcelona, que al final consiguió quedarse con la victoria. 


La actividad para el Espanyol dentro de la Liga seguirá el próximo 21 de noviembre, cuando el cuadro catalán visite al Athletic de Bilbao, partido importante para ambos equipos que buscan salir de la media tabla y luchar por puestos europeos.