Anoche martes fue una noche de #Fútbol, no había Liga, tampoco Champions, pero aun así el fútbol cobraba protagonismo, las selecciones nacionales se llevaron anoche todos los focos, cada equipo se jugaba mucho a pesar de ser partidos amistosos ya que las miradas eran hacía ellos, muchos partidos y muy buenos con muchas cosas interesantes.

Los dos grandes partidos de la noche, sin duda el Argentina-Portugal, Leo Messi contra Cristiano, los dos jugadores más importantes de Europa y los dos crack que luchan siempre por cada trofeo individual, también colectivos y que esta vez se tenían que enfrentar cara a cara en partido amistoso con sus respectivas selecciones, sin duda el morbo estaba asegurad en este partido, nadie se lo quiso perder.

Anuncios
Anuncios

Este partido no tuvo mucho, si mucho orden, muchas cosas interesantes tácticamente, fue Argentina la que dominó el partido, la que intentaba hacer buen juego e intentaba ser la protagonista, con un Leo muy protagonista y con mucha participación en el juego de su equipo, a los del Tata Martino les faltaba último pase, superar la fuerte muralla defensiva que Portugal había formado, con un Pepe providencial, salvando a su equipo en más de una ocasión de encajar el primer gol del partido.

Cuando el partido agonizaba y todo parecía que el empate era insalvable, llegó el gol de Portugal, en el minuto 91 el lateral izquierdo Guerreiro, lograba de cabeza rematar el buen centro de Quaresma haciendo el 1-0 definitivo.

Otro gran partido, el mejor partido de la noche fue España-Alemania, dos campeones del mundo se enfrentaban entre sí en un partido donde todo el morbo estaba asegurado, toda la emoción y el buen fútbol se pudo ver anoche en un sólo partido.

Anuncios

El partido empezó como estaba previsto, el conjunto español tocaba mucho y bien el balón, tenía la posesión y el dominio del partido, Isco estaba haciendo magia con la pelota y eso facilitaba la posesión del equipo español. Alemania por su parte estaba replegada atrás, en alguna ocasión salían tocando bien el balón con Kroos y con apariciones de Gotze. En una de estas jugadas Alemania encontró el hueco y Gotze saco un latigazo desde la frontal al que hizo intervenir con gran mérito al portero español que despejó el balón a saque de esquina evitando el 0-1.

España tenía la mayoría de las ocasiones, pero al contrario que Alemania, España no lograba encontrar el hueco para hacer daño al portero alemán, faltaba profundidad en el equipo de Vicente del Bosque.

Así fue durante todo el encuentro, en la segunda mitad estuvo mejor España que salió a por el partido, los pupilos de Vicente salieron a ganar. No sucedió así, España perdió con un duro golpe en el minuto 91, un duro disparo del jugador del Madrid Kroos que botó enfrente de las narices de Kiko Casilla que no pudo hacer nada para evitar el 0-1 definitivo.

Así terminó el partido, España jugó bien, pero perdió injustamente en el 91.