El Estadio de los Cármenes acogió la pasada tarde del Día de todos los Santos una nueva demostración del poderío futbolístico a la que se están acostumbrando los seguidores del club blanco. Esta vez, la víctima de los de Ancelotti fue el Granada, que se vio acorralado desde el minuto 2. Carvajal luchó por un balón que parecía claramente de los locales y la entregó a Benzema, que se inventó un soberbio pase para Cristiano. El portugués remató al primer toque. Los aficionados del Granada no se lo podían creer.

Precisamente el defensa al que le robó la cartera Carvajal en la jugada del 0-1, Murillo, cometió un penalti poco después sobre Benzema, que el árbitro no pitó.

Anuncios
Anuncios

Ante una situación tan incómoda, el Granada solo supo resistir físicamente con pundonor, pero careció de precisión en la defensa y de solvencia en el ataque. El segundo gol del Madrid, en el minuto 30, llegó tras un magistral pase de espuela de Benzema a James. El colombiano, al ver que su compañero le enviaba la pelota, preparó la pierna derecha para volear por toda la escuadra izquierda de la meta granadina. 

Tras el descanso, y la más que presumible charla de Caparrós a los suyos, el Granada salió más enchufado y consiguió llegar a la portería de Iker. El cancerbero tuvo que hacer alguna buena parada para dejar su portería a cero una semana más. Pero el Madrid no se echó atrás ante la mejoría de los locales. Cristiano Ronaldo pasó de tacón un balón entre líneas a Benzema, que no desaprovechó la oportunidad de hacer el 0-3 en el marcador.

Anuncios

En el minuto 55 el Madrid ya iba tres goles por delante del Granada, una diferencia que hizo mucho daño en la moral de los chicos de Caparrós.

De ese desánimo surgió el cuarto gol del Madrid, verdugo de un equipo que no podía enfrentarse a semejante poderío futbolístico. James, en el minuto 87, se sirvió de un pase de Arbeloa (que saltó al campo tras la lesión del canterano Dani Carvajal) para poner la guinda a un soberbio partido de todo el equipo. Lo llamativo de la situación no es que el #Real Madrid juegue bien. Lo llamativo es que sean varios los jugadores que podrían haber sido declarados MVP del encuentro: Benzema, Cristiano, James o de nuevo un imparable Isco, que le va a poner las cosas muy difíciles a Ancelotti cuando Gareth Bale se recupere.

El Barcelona, por su parte, perdió 0-1 contra el Celta de Vigo. De esta manera, el Madrid se coloca líder de manera provisional. Si el Sevilla gana hoy su partido ante el Athletic, seguirá manteniendo el liderato, esta vez en solitario. En caso de empatar o perder, será el Madrid quien lidere la #Liga BBVA.

#Fútbol