Un fin de semana más, el #Real Madrid consiguió encandilar a sus aficionados, que se fueron a casa después de ver golear a su equipo. Después de la recuperación de Bale, muchos madridistas se mostraban un tanto preocupados ante la nueva alineación que Ancelotti elegiría para saltar al terreno de juego. La presencia de Isco en el campo garantiza mucha más posesión, más control del partido. Sin embargo, sin el malagueño en el campo y con la presencia de Gareth Bale, los blancos ganaron en profundidad y en velocidad, dos armas que derrotaron con solvencia al Rayo.

El primer gol llegó de las botas del recién recuperado. Bale culminó un contragolpe marca de la casa, rematando con la zurda un medido pase de Toni Kroos.

Anuncios
Anuncios

El Madrid dominaba en el marcador tan solo en el minuto 8 de partido. El segundo tardó media hora en llegar. Sergio Ramos, el héroe de la Décima, marcó con la rodilla en el minuto 39 tras un saque de esquina para poner el 2-0 en el marcador. Pese al desfavorable resultado, los de Paco Jémez no se rindieron. De hecho, consiguieron recortar distancias con un gol de Alberto Bueno en el minuto 43, tras un clamoroso fallo defensivo de James.

En la segunda parte, la actitud del Rayo continuó siendo la misma. Querían la pelota, luchaban por presionar arriba y plantaban cara a un Madrid muy superior a ellos. Esta filosofía, sin duda, le hará ganar muchos partidos al modesto equipo madrileño. El 3-1 llegó tras un gol anulado al Rayo por un fuera de juego bastante cuestionado. Toni Kroos se sacó de la chistera en el minuto 55 un remate medido al poste derecho, imparable para el portero.

Anuncios

El campeón del mundo con Alemania está demostrando con su juego por qué es uno de los mejores fichajes que el Real Madrid ha hecho en los últimos tiempos.

El cuarto, en el minuto 59, fue obra de Benzema, que se mostró tan participativo como siempre. El francés se está reinvindicando como el mejor delantero posible para este Madrid. El último de la noche fue de Cristiano, que buscó el gol durante todo el partido. Al luso le resultaba difícil llegar con peligro a la portería contraria, puesto que la defensa del Rayo hizo un muy buen trabajo de bloqueo con él. Sin embargo, tras un remate sin demasiado peligro, Ronaldo coló el balón entre las piernas del portero, consiguiendo así la 'manita' para su equipo.

#Liga #Fútbol