Quinto pecado. La circulación y salida de balón desde detrás es lenta y excluye a los centrocampistas organizadores. Los dos centrales no son demasiado buenos en la salida de balón, Mascherano un poco mejor, pero sólo regular, (ojalá no juegue).

Piqué no sabemos si se le espera en el juego (espero que sí ). Los demás son regulares en este aspecto, esto hace que Busquets se coloque entre los dos, para tener más seguridad atrás, pero claro, se pierde una posición en zona de creación y toca que vengan a recibir los jugadores de arriba.

Volvemos a pases más verticales y más posibilidades de anticipación para el equipo contrario y además menos presión en zona centro, donde Busquets ya no llega con la misma facilidad porque está demasiado atrás sacando el balón, cuando se produce una pérdida o una anticipación del contrario.

Sexto pecado: el sistema de juego que se utilizaba habitualmente con jugadores tan verticales de centro del campo y delantera, no funciona en el aspecto de presión en campo contrario. Lo comenté en el segundo pecado, hay cinco jugadores (Suárez, Neymar, Messi, Rakitic, Iniesta), más los dos laterales que son verticales en su concepción del #Fútbol, aunque Iniesta un poco menos... pero esto hace que Busquets esté muy solo y no llegue a las presiones, y que a los laterales no les dé tiempo de cerrar al centro para ayudarle en zonas de presión de campo contrario. Por eso, con Xavi casi siempre mejora un poco, porque no es tan vertical. Así, sin Xavi, los contrarios salen de la presión con facilidad y consiguen más posesión de balón y más llegadas al área del Barça. Si los jugadores que ahora deben jugar, no van a cambiar esa verticalidad en su concepto, yo, y es mi opinión, cambiaría el sistema de juego con 2 centro stopers: Busquets y Mascherano,y atrás, Piqué y Mathie. Creo que así evitaríamos los contraataques rivales y el juego directo por arriba, y con la verticalidad de los 4 hombres en punta, y los laterales ofensivos, tendría muchísimo poder ofensivo también y las pérdidas de balón, ya que son más, estarían más controladas. Además, con la experiencia en robar balones de Mascherano y Busquets, si entregan rápido el balón a cualquiera de los 4 de arriba, con la verticalidad que tienen, sería mortal para los rivales.

Claro, este sistema es claramente más defensivo, ¿ lo aceptaría el aficionado? #FC Barcelona