Volvió el Camp Nou, volvió el Barcelona y volvió Messi. Un partido que se antojaba como uno de los más difíciles de esta primera vuelta culé. Aún así, vimos a un Barcelona mucho más reconocible al de los últimos años, con presión sin balón, con garra y queriendo la pelota. En definitiva, gustándose en el campo y enamorando a la afición, a esto sumarle la mejor versión que tanto se echaba de menos de Leo Messi. Poco pudo hacer el Sevilla de Emery para hacer frente a este Barcelona.

Aunque el principal acontecimiento de esta noche de fiesta en Barcelona fue la superación, al fin, del récord del gran Zarra por parte de Leo Messi, que lo consiguió con un hat-trick y un sobresaliente partido.

Anuncios
Anuncios

Después de tantos partidos, con la presión de la prensa encima de él y una racha de partidos que quedaban muy lejos de su nivel que tan debatido ha estado este último año en el Barcelona. A lo que se tiene que sumar las especulaciones acerca de su posible marcha del club, todo esto no le han afectado para demostrar que sigue siendo uno de los mejores, sino el mejor, futbolista del planeta.

Apenas el Sevilla pudo observar como un gran equipo les estaba pasando por encima, tan sólo un error de Jordi Alba le dio esperanza al equipo, sólo iniciarse la segunda mitad del encuentro al meterse un gol en propia puerta. Tampoco los "pequeños" de la casa, Deulofeu y Denis Suárez no pudieron demostrar esa calidad que les permita volver a casa para quedarse. Únicamente pudieron rendirse al gran espectáculo de juego que observaron por parte de uno de los mejores equipos de fútbol.

Anuncios

También, cabe destacar el papel de todos los jugadores del equipo blaugrana, con un mayúsculo Luis Suárez que sigue sin marcar, pero asiste, ayuda y crea para el equipo. Todo lo que se pedía de él. Busquets recuperó su mejor forma, y aportó creatividad al juego. Y Piqué, cumplió las pocas veces que tubo que trabajar en tareas defensivas. Tan sólo, se puede reprochar la falta de intensidad en el gol del Sevilla, donde Vitolo consigue deshacerse de tres jugadores con una facilidad de lo que se pide de una defensa de primer nivel. Pero en definitiva, un partido mayúsculo que sirvió para que los aficionados vuelvan a confiar en este equipo, que tantas alegrías les ha dado. #Liga #FC Barcelona #Lionel Messi