Ipurua fue ayer por la tarde el escenario de una nueva goleada del #Real Madrid. El estadio del Eibar se engalanó para la ocasión, y su equipo plantó cara con intensidad al líder de la #Liga BBVA. Sin embargo, y pese al más que correcto planteamiento del partido de Gaizka Garitano, el entrenador de los vascos, el Madrid se fue a casa con 4 goles a su favor y ninguno en contra.

El encuentro comenzó con un mensaje de apoyo para el lesionado Luka Modric. Los once jugadores titulares del Real Madrid saltaron al campo con una camiseta en la que se podía leer 'Ánimo Luka'. Sin duda, estas palabras de aliento significarían mucho para el croata.

Anuncios
Anuncios

La sorpresa de la tarde la protagonizó Isco, dado que el candidato que sonaba más fuerte para sustituir al lesionado era el alemán Khedira. No obstante, el andaluz supo adaptarse muy bien a su nuevo puesto y demostró su clase durante todo el encuentro.

Con el balón en juego, el Madrid demostró que, pese a las pequeñas dimensiones del estadio, son capaces de plantear su mejor #Fútbol en casi cualquier condición. El primer gol de la tarde llegó en el minuto 22. James remató de cabeza un balón que de Cristiano, que se encontraba en posición clara de fuera de juego. El árbitro y el juez de línea no vieron la ilegalidad del lanzamiento y dieron el gol por válido.

Este error fue el primero de varios del conjunto arbitral, que salió de Ipurua sonoramente silbado. Dejando a un lado las actuaciones arbitrales, el encuentro fue el paradigma de juego limpio, deportividad y respeto por ambas partes.

Anuncios

El segundo gol fue obra de Cristiano Ronaldo, que remató en semifallo directamente a la escuadra. Con 0-2 el partido llegó al descanso, después del cual el Real Madrid continuó maravillando a los aficionados que abarrotaron el estadio del Eibar.

El tercer gol lo marcó Benzema en el minuto 70 y tampoco estuvo exento de polémica. No queda claro si el pase de gol de James hacia Benzema comienza desde fuera de los límites del terreno de juego. No obstante, de ser así, esta ilegalidad sería mucho menos evidente que el clarísimo fuera de juego del primer gol. Para cerrar la goleada, Cristiano Ronaldo anotó de penalti en el minuto 83. La pena máxima fue la consecuencia de una mano dentro del área Albentosa, que desvió con el brazo un lanzamiento de falta directa del portugués. 20 goles lleva Ronaldo en 12 jornadas, una cifra que no deja indiferente a nadie.

Tres puntos más para el Real Madrid, y ya van 30. El líder continúa imparable en su lucha por la Liga.