El Madrid llegó al partido de anoche en uno de los mejores estados de forma que se recuerdan en el equipo los últimos años. La solvente victoria ante el Barcelona en Liga no hizo sino reafirmar a Ancelotti en su puesto de técnico. Su llegada hizo que el equipo volviera a unirse y a pelear por objetivos comunes, algo de lo que carecían en la etapa Mourinho. Sin embargo, los blancos anoche no fueron los mismos que ganaron al Barça diez días antes. Jugaron a medio gas, pero supieron salvar el tipo y obtener los tres puntos que les daban la clasificación directa a octavos de final. El Madrid también sabe ganar sufriendo.

El encuentro comenzó con un Madrid con clase pero no del todo concentrado.

Anuncios
Anuncios

El Liverpool presionaba bastante arriba, al menos durante los primeros minutos, y ésto incomodaba el juego de los locales. El entrenador del Liverpool decidió alinear un equipo joven y casi desconocido, que se caracterizó por no temer al rival y tocar la pelota con bastante más clase de la que nadie esperaba. Además, el portero 'red', Mignolet, realizó varias paradas dignas de alabar, que impidieron que el Madrid se adelantara en el marcador.

Ante esta situación, los locales tuvieron que emplearse a fondo para conseguir dominar el encuentro. El único gol de la noche llegó en el minuto 26. Marcelo envió un pase fuerte y medido a Benzema, que remató casi desde el suelo hacia lo más alto de la red. Imparable para Mignolet. El francés fue uno de los mejores del Madrid, como viene siendo habitual.

Anuncios

Cristiano Ronaldo, por su parte, no pudo igualar el récord de Raúl. Le pudo la ansiedad, y un más que acertado portero. No será hasta el 26 de noviembre ante el Basilea cuando el portugués pueda volver a intentar igualar los 71 goles que el mítico delantero blanco anotó en #Champions League.

En la segunda parte, el mejor del Liverpool fue sin duda el exsevillista Alberto Moreno, que hizo y deshizo a sus anchas en su banda. Bale entró por un discreto James, y el galés supo aprovechar la oportunidad creando muchas ocasiones de peligro por su lateral. El comedido 1-0 dio los tres puntos a un Madrid que ya está matemáticamente clasificado para los octavos de final.

#Real Madrid #Fútbol