La andadura del Athletic Club de Bilbao ha llegado a su fin tras la derrota ante el equipo portugués del Oporto en el nuevo estadio de San Mamés. Ahora el objetivo de los vascos es arrebatarle la tercera posición al equipo bielorruso del Bate Borisov, al cual se enfrentará en la última jornada. El equipo rojiblanco tan solo ha sido capaz de conseguir un punto de los doce posible en el empate sin goles ante el Shaktar en la jornada inaugural. Esta pronta eliminación cae como un jarro de agua fría para la afición, además del mal estado del equipo en la competición liguera.

El partido de anoche fue un monólogo para el equipo de Lopetegui.

Anuncios
Anuncios

Los portugueses fueron dueño y señor del partido ante "los leones" que únicamente esperaban como pasaban los noventa minutos del encuentro. A pesar del claro dominio del Oporto, el resultado al final de la primera parte era de empate sin goles. Esto fue porque Jackson Martínez erró un penalti. El delantero colombiano estrelló contra el travesaño la pena máxima además de numerosas ocasiones.

Con la entrada de Iker Muniain en el terreno de juego, la cosa cambió para los de Ernesto Valverde. El extremo español ponía en apuros en las pocas ocasiones que tenía. Pero el partido era de color blanquiazul desde el principio. El jugador argelino, Ibrahimi, fue el mejor de su equipo. Primero, el ex-jugador del Granada, sirvió en bandeja el gol a Jackson Martínez tras una buena jugada por la banda izquierda.

Anuncios

El gol del empate y que podía meter al Bilbao de nuevo en el partido pudo llegar, pero un cabezazo del canterano Guillermo se estrelló en la madera.

Tan solo dos minutos después de la ocasión que pudo cambiar el encuentro llegó el segundo tanto de los portugueses. El gol fue un auténtico regalo por parte del Athletic. La presión del Oporto puso en serios apuros a la defensa vasca que acabó con una cesión de Laporte a Gorka Iraizoz, que erró en el control y dejó el balón para que Ibrahimi anotara el gol que tanto estaba buscando a placer. Con el segundo gol, el Bilbao bajó los brazos asimilando la derrota y su posterior eliminación. #UEFA #Fútbol #Champions League