Nadie lo hubiera dicho hace 5 años, cuando todo parecía un cuento de fantasía donde incuestionablemente habría un final feliz, pero la verdad es que últimamente a Messi parece irle todo en contra, dentro y fuera de los terrenos de juego.


Realmente no empezó mal la temporada en cuanto a lo futbolístico, con el acierto cara a gol un poco menor de lo que venia siendo costumbre en él, pero aportando más asistencias que nunca. Estaba siendo un año más o menos normal, pero fue colocarse a un gol de igualar el record histórico de la #Liga española, en posesión de Telmo Zarra con 251 goles, cuando Messi se atascó. Y son ya tres las jornadas, en las que, sino es por los palos, es por una gran actuación del portero rival de turno, pero la bola no entra.


Cierto es que aún así, en horas bajas, si es que se puede decir eso de Messi, sigue siendo importantísimo para el Barcelona, pero parece ser que ya no se siente tan querido en el club. Tal vez sea cierto, ya que por lo visto esta temporada, hasta el día de hoy, quien manda en este Barça dentro del terreno de juego es Neymar, y no es manda en el sentido de que hace lo que quiere sobre el cesped, eso todavía es un privilegio que pertenece al astro argentino, es que es el jugador en ataque que mejores números está aportando al equipo blaugrana, siendo el máximo goleador sin haber disputado todos los minutos que ha disputado Messi, y sin contar a Luis Suárez, ya que su participación todavía ha sido muy escasa debido a la sanción que arrastraba del pasado mundial, por el mordisco al jugador Italiano Chiellini.


Tal vez toda esta situación, en la que parece estar siendo superado dentro del terreno de juego por un compañero, Neymar, sumado a los problemas con la Hacienda española, sean lo que ha provocado que Messi haya declarado en la últimas semanas algo que se ha interpretado como la marcha de se club, algo que realmente nadie podría haber pensado, ni tan siquiera al comienzo de esta temporada, pero que hoy tras esas declaraciones no parece algo tan lejano.


Todavía queda mucha liga, y en esto del fútbol nunca se sabe qué es lo que pasará, y menos si hablamos de un jugador que esta acostumbrado a hacer lo imposible como lo es Messi. Sacar conclusiones a estas alturas, podría llevarnos al error, ahora que, sí la cosa tiene que cambiar, hoy es una gran oportunidad, una que tal vez sea de las ultimas. Hoy veremos si de verdad hay intención de enmendar o realmente lo que últimamente se viene escuchando, pudiera pronto ser verdad.


#Lionel Messi