Después de la abultada victoria del Real Madrid y de la remontada del FC Barcelona, los tres equipos que les pelean el liderato necesitaban la victoria para no alejarse demasiado de la cabeza de tabla. Sin embargo, tanto Valencia como Sevilla y Atlético no supieron imponerse a sus respectivos rivales.

El primero en jugar ayer fue el Sevilla, que recibió en casa al Levante a las 12 de la mañana. El encuentro fue bronco y torpe, con muchos encontronazos que hicieron saltar las camillas al terreno de juego en varias ocasiones. La peor parte se la llevó Beto. El guardameta sevillista recibió un cabezazo de un compañero que le ocasionó una brecha en la barbilla.

Anuncios
Anuncios

Después de coserle encima del césped, el portugués pudo continuar jugando. Su equipo se adelantó en el marcador con un gol de Vitolo, pero ya sea por la falta de puntería, por la desconcentración o por las interrupciones del encuentro, los de Emery no supieron rematar el partido. El Levante empató a diez minutos del final con un gol de Casadesús.

El Valencia recibió ayer a las 7 de la tarde a un Athletic que se encuentra en fase de recuperación, después de un nefasto inicio de temporada. Los de Valverde salieron al campo muy bien ordenados y con las ideas claras. Los locales tuvieron más ocasiones, pero el guardameta Iraizoz intervino con mucho criterio para no ceder ventaja en el marcador. Los de Nuno no gozaron de la precisión que les venía caracterizando las pasadas semanas, pese a que llevaron el control del partido.

Anuncios

El Athletic echó de menos a Aduriz, puesto que cuando se acercaban a la portería rival, daba la sensación de que necesitaban un referente en ataque que no estaba en el campo. De este modo, el partido terminó con un empate a 0 que decepciona al Valencia pero que alienta a los vascos.

Por su parte, el Atlético de Madrid visitó a las nueve de la noche a una Real Sociedad sin entrenador. La destitución de Arrasate hubiera sido la excusa perfecta para que los locales protagonizasen un partido mediocre. Sin embargo, la Real supo plantar cara a un Atlético irreconocible. Los madrileños se adelantaron en el marcador en el minuto 9, con un gol de Mandzukic. Tan solo cinco minutos después, Carlos Vela puso las tablas en el marcador. El mexicano fue sin duda el mejor de la noche. Tras el empate, los atléticos perdieron el control del juego, que se volvió bronco y discontinuo. A diez del final, Agirretxe cabeceó un centro de Zaldua al fondo de la red, dándole la victoria a su equipo.

Con estos resultados, el Real Madrid se posiciona como líder en solitario con 27 puntos, seguido del Barça con 25, Valencia con 24 y Atlético y Sevilla con 23.

#Liga #Fútbol