En la vida futbolística de Asier Illarramendi hay dos días que siempre recordara, esos dos días están señalados de un rojo brillante intenso que podría verse desde cualquier punto del mundo, el 12 de julio de 2013 y el 14 de Septiembre de 2013. En julio de ese año fichó por el #Real Madrid y en septiembre debuto con la elástica blanca. Su fichaje le costó a la entidad merengue una cantidad que rondaba los 40 millones de euros.

Después de un año y cuatro meses hay un debate en la calle en torno al vasco. ¿Tiene nivel para jugar en el Real Madrid? ¿Por qué no juega? El Real Madrid es un club amante de este tipo de futbolistas en los últimos tiempos, primero fue Xabi Alonso y ahora Illarramendi.

Anuncios
Anuncios

El perfil de este tipo de futbolistas a lo largo de la historia ha creado mucha controversia, o se les adora o se les repudia ya que las expectativas que se les exige no suelen corresponder con la realidad.

Estos mediocentros son lo que son y no se les puede pedir más. Asier Illarramendi es un pivote de perfil posicional lo que significa que su puesto está un pelín por delante de los centrales, sus funciones son iniciar jugadas ya sea en pase corto o largo y sin arriesgar, es eficaz a nivel defensivo, ya sea en marcaje al hombre o en zona, es bueno a nivel táctico y en posicionamiento, es muy útil para mantener la posesión del balón puesto que lo suyo es el pase fácil sin complicaciones pero fuera de esto no tiene más historia.

"No se le pueden pedir peras a un olmo", el vasco no tiene la capacidad de ser el motor del Real Madrid al igual que Xabi Alonso tampoco estaba capacitado.

Anuncios

Carlo Ancelotti le ha puesto a jugar de interior en muchas ocasiones y en esa posición no sabe jugar, su posición es pivote y exclusivamente pivote, es ahí donde puede dar todo lo mejor de sí mismo. La cuestión es que este tipo de futbolistas son muy útiles si se les sabe utilizar pero en el Real Madrid actual nunca debe de ser titular por delante de Luka Modric y Toni Kroos porque estos son los motores del equipo, defienden y atacan, además de que técnicamente son un prodigio de la naturaleza.

El de Mutriku debería jugar más pero siempre como alternativa, para dar descanso a Kroos o Modric ya que estos dos creadores no pueden jugarlo todo y, sobre todo, cuando se va ganando con comodidad al rival y el encuentro está dominado, en esa circunstancia es perfecto ya que ayudará a que el tiempo corra monopolizando aún más la posesión, también para utilizarlo como titular en partidos contra equipos modestos de la #Liga Española, Copa del Rey o Champions League.

Si Illarra acepta su rol y sobre el campo hace lo que sabe hacer, permanecerá mucho tiempo en el Real Madrid pero si no acepta su situación y no mira por el bien colectivo del club es mejor venderlo, en los últimos días en varios medios de comunicación de Italia y de España se habla de la posibilidad de una cesión con cláusula de compra al histórico Milán de las siete copas de Europa, una cesión que podría encumbrarlo o defenestrarlo.

Anuncios