Anoche se volvió a teñir de luto el deporte en España, por la muerte repentina, en pleno partido de la jugadora de baloncesto juvenil Alicia Fernández Romero de 16 años, mientras se disputaba en Benidorm un encuentro de la Liga, con el equipo CB de Calpe, en el Palau dÉsports de Benidorm

Según han comentado un miembro de su equipo, Alicia a falta de 5 minutos para terminar el encuentro, pidió a su entrenadora que le cambiara, al sentarse le dijo que se encontraba "algo mareada", a los minutos de estar en el banquillo, cae muerta, los equipos médicos que se encuentran disponible en el recinto deportivo, no lograran reanimarla, a pesar de practicársele técnicas de reanimación, su muerte se produce por "muerte súbita"

Su muerte sorprendió a todos en la cancha, su cuerpo ya sin vida fue llevado al tanatorio Marina Baixa de Benidorm para realizarle la correspondiente autopsia y así determinar la verdadera causa de su muerte.

Anuncios
Anuncios

La Capilla ardiente de la jugadora será instalada en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Benidorm, a partir de las 17: oo hrs. La familia del deporte se encuentra de luto, por esta lamentable pérdida, el Club ha expresado sus condolencias a la familia por este doloroso hecho, que opaca la Liga Juvenil de Baloncesto.

La muerte súbita es una realidad que tristemente enluta al deporte, sin tener en cuenta la edad, son muchos los jugadores de fútbol, que le hemos visto morir en pleno partido, sin que se pueda hacer nada por evitarlo. Recordamos al jugador del Sevilla Antonio Puerta, Dani Jarque, Miklos Feher, llenando de sorpresa y estupor a sus seguidores, que se quedan estupefactos ante estas muertes súbitas en jugadores relativamente jóvenes.

Es lamentable por estas muertes tan prematuras, esta chica en plena ebullición de su juventud le sorprende la muerte de manera tan inesperada.

Anuncios

La vida no deja de sorprendernos y mucho más lo hace la muerte. Paz a sus restos y ánimo a la familia y amigos, que hoy lloran la dolorosa partida de Alicia Fernández Romero.