"¿Si puedo regresar a Italia? Veremos lo que pasa con el Atlético de Madrid hasta enero. Está claro que no me fui a Madrid para no jugar. En Italia siempre fui protagonista, no tengo paciencia para quedarme en el banquillo" Éstas son las declaraciones que el futbolista italiano Alessio Cerci ha realizado. Desde luego, no pasan desapercibidas. Sobre todo si tenemos en cuenta que Alessio fue uno de los fichajes destacados del conjunto rojiblanco el pasado verano.

Para entender el porqué de estas declaraciones, debemos repasar levemente su carrera deportiva. En el año 2004 debutó con la AS Roma. Su insumisión le llevó a ser cedido a varios clubes durante la vigencia de su contrato con el club romano.

Anuncios
Anuncios

Finalmente, la Fiorentina decidió hacerse con sus servicios por cinco años. Cinco años de los que tan sólo pasó dos de ellos en el conjunto 'viola'. Otra vez, el mismo problema que en su etapa como jugador de la Roma le había hecho abandonar un club. El eterno rival de la Juventus, el Torino, decidió contratarle. Sólo iban a llegar alegrías en el conjunto turinés.

Su papel en el Tornio fue completamente adaptativo a su mentalidad. Él quiere protagonismo y en el Torino lo tuvo. Se consolidó rápidamente en el once titular y desplegó un #Fútbol brillantísimo. Un carrilero, principalmente, por banda derecha con una velocidad endiablada. Era la estrella y le gustaba. en Turín no quisieron darle más dinero (el Torino es un club de zona media-baja de la tabla sin muchos recursos económicos), así que Cerci decidió que era hora de abandonar el país transalpino.

Anuncios

El Atlético de Madrid, tras un año de auténtica gloria, decidió hacerse con sus servicios.

En un año de reconstrucción para los colchoneros, el papel de Simeone es el más difícil de todos. Diego Pablo debe suplir las bajas de jugadores como Diego Costa, Thibaut Cuortois o Filipe Luis, entre otros. Y encontrar el punto justo para sacar la mejor versión de todos es muy complicado. Simeone está optando por darle un papel secundario al futbolista italiano y a éste no le está gustando en absoluto. Lo cierto es que habiendo disputado muy pocos minutos, Cerci ha conseguido ser expulsado (contra el Valencia en Mestalla) y haber anotado un gol (contra Malmö en Champions League).

El italiano es, sin duda alguna, uno de los grandes damnificados del método de hacer las cosas de Diego Pablo Simeone. Pero en estos casos siempre hay unos beneficiados y otros perjudicados. Alessio Cerci ha insinuado, tan sólo tres meses después de su incorporación al conjunto rojiblanco, que desea abandonarlo. Parece no entender que se necesita paciencia para crear un buen proyecto. Ya se puede ver en sus dos grandes clubes anteriores, la Roma y la Fiorentina, de haber continuado en ellos, ahora estaría muy cerca de pelear por la Serie A. De abandonar el club colchonero se confirmaría, una vez más, su inexistente paciencia a la hora de hacer las cosas. Veremos como se resuelve el entramado.