Con todo sentenciado en el pasado Gran Premio de Japón en el circuito de Motegi, el mundial de motociclismo llegaba a Australia para disputar la antepenúltima prueba del campeonato. La victoria de Valentino Rossi llegaba en su carrera número 250 en la máxima categoría del mundial y no había mejor manera para celebrarlo. Márquez, con el título mundial ya en el bolsillo, salió a disfrutar y a pasárselo bien mientras que Rossi, Lorenzo y Pedrosa luchan por el subcampeonato.

Márquez que salía desde la "pole position", la duodécima de la temporada, hizo una salida perfecta y en los primeros compases del encuentro ya empezaban a aparecer las primeras diferencias.

Anuncios
Anuncios

Crutchlow que partía desde la segunda posición no tuvo tanta suerte y acabó recayendo hasta el noveno puesto, aunque finalmente acabaría fuera de la carrera. Jorge Lorenzo quería evitar que el ilerdense se escapara y se pegó a él. Valentino hizo lo mismo con su compañero de equipo aunque ninguno de los dos pudieron seguir el ritmo del bicampeón del mundo.

Por la parte de atrás, Andrea Iannone tocó a Dani Pedrosa en la pelea por la quinta posición. El duelo acabó con el italiano por los suelos y el español en boxes sin poder continuar la carrera. Durante la cursa los pilotos seguían cayendo convirtiéndose en la carrera que menos pilotos han acabado esta temporada. A falta de 10 vueltas para el final, Márquez empezaba a bajar el ritmo porque la diferencia con "il doctore", que se encontraba segunda posición, era de 4 segundo.

Anuncios

Incomprensiblemente, el piloto de Repsol Honda se fue al suelo, regalando el triunfo al piloto italiano.

Por detrás, Jorge Lorenzo perdía la batalla con sus neumáticos ya que se estaba quedando sin gomas. Esto provocó que Pol Espargaró y Cal Crutchlow adelantaran al mallorquín poniendo en peligro el podio. Lo que nadie sabía es que la suerte estaba del lado del número 99. Primero el hermano pequeño de los Espargaró se fue el suelo cuando ya atacaba a Lorenzo, y lo mismo iba a pasarle al piloto británico que no iba a poder controlar su moto en la última vuelta. #Moto GP