En el partidazo de la jornada, el Tottenham llegaba al Etihad Stadium para enfrentarse al Manchester City con Roberto Soldado de titular, cosa que indicaba que buen partido no iban a tener. Desde aquél Everton 3-6 Chelsea de este mismo año, no se recuerda partido más loco en la Premier League. El partido comenzaba con auténtico golazo de Sergio Agüero en el minuto 13', que conseguía, en estático, encontrar el hueco entre los defensaas, el portero y los palos para colar el balón en el fondo de la red. Dos minutos iba a durarle a los locales la ventaja. Eriksen, en el minuto 15', ponía las tablas en el marcador asistido por Roberto Soldado. No lo sabían, pero iba a ser el único gol que marcarían en todo el encuentro.

Anuncios
Anuncios

Cinco minutos más tarde, en el 20', Sergio Agüero repetía, esta vez de penalty, tras una caída de Frank Lampard en el área un poco dudosa después que Erik Lamela realizara una ligera carga sobre el jugador 'citizen'. En el minuto 32', el árbitro iba a señalar otro lanzamiento desde el fatídico punto de penalty. Otra Sergio Agüero se iba a encargar de intentar transformarlo en gol. Pero esta vez la suerte no iba a estar de su parte. Así, con el 2-1 se llegaría al descanso.

Ya en la segunda parte, otro penalty se señalaría. Esta vez a favor de los de Mauricio Pochettino. Roberto Soldado sería el encargado de lanzarlo. No es difícil, si has leído esta noticia desde el principio, adivinar que el balón no iba a entrar en la portería. Joe Hart adivinaba que el español se lo iba a lanzar a su derecha y, de esta manera, conseguía detener el lanzamiento.

Anuncios

Seis minutos más tarde, en el minuto 68', El árbitro iba a señalar el cuarto y, por el bien del partido, último penalty. Otra vez a favor de los de Pellegrini y, otra vez, Sergio Agüero que tomaba la responsabilidad de convertirlo en gol. El estado de forma del argentino es tal que te puede fallar uno, pero el segundo no. Otro gol más para él. Y era el que completaba el hat-trick. Aunque todo sea dicho, dos desde el punto de penalty.

Era el día del Kun. Y se iba a demostrar en el minuto 75, cuando conseguía anotar otro gol más y cerrar el casillero 'citizen' con un póker de goles. El Manchester City espera ya al CSKA Moskva, al que visita entre semana para disputar un partido correspondiente a la tercera jornada de Champions League.

#Fútbol