#Rafael Nadal saltó a la pista de Qi Zhong de Shangai, tras diagnosticarle un principio de apendicitis y con un dolor desde la madrugada del domingo y ha decidido aguantar hasta después del Masters de Londres y operarse, ya que desde ahí, empezaran las vacaciones en el #Tenis hasta principio de año. Le han diagnosticado apendicitis común y pese a sus molestias, ha decidido jugar el partido, e incluso teniendo bola para igualar el partido a un set en el tie break, que ha terminado perdiendo por 8-6.

Feliciano López, un tenista al que es muy difícil romperle el saque, ya que su primer saque suele superar los 200 kilómetros por hora, ha empezado dominando el primer set en el que ha ganado de principio a fin y cuyo resultado ha sido de 6-3.

Anuncios
Anuncios

Pero en el segundo set, Rafa, ha empezado poniendo contra las cuerdas a su compatriota, poniendo un 0-3 en el segundo set, que fue remontado por Feliciano, pero que el nº 2 del mundo alargó hasta el tie break, donde dispuso de una bola de set para igualar el encuentro.

Hay que destacar que Rafa nos tiene acostumbrados a un gran nivel de tenis, pero lo de hoy ha sido diferente, ya que plantar cara a Feli, que tiene un saque tan potente, y sin poder darle con toda la fuerza que quería en el saque y el revés, ya que eran los movimientos que más le dolían tras la apendicitis, es admirable, ya el simple hecho de salir a pista, y demostrar que contra viento y marea, también es capaz de dar la cara. Y seguramente, si Federer gana el partido de hoy ante el argentino Leonardo Mayer, recupere el número 2 del mundo, cayendo así Rafa, al número 3.

Anuncios

Pese a todo esto, Rafa quiere que se le vayan los problemas en la apéndice de cara a los torneos de París - Becy y Basilea, y poder llegar a la copa Masters que se disputará en Londres y que enfrentará a los 8 mejores tenistas del mundo. Tras perder el partido, volverá a su casa a Manacor, para ser tratado e intentar que los problemas no vayan a más hasta la operación a final de temporada, pero la participación en los torneos que quedan de aquí hasta final de temporada, prende de un hilo, y seguramente, los médicos tendrán la última palabra, si existe la posibilidad de hacerse un daño más elevado.