Comenzamos con le partido que antes se disputó. Debido al cambio horario con centroeuropa, el CSKA Moscú - Bayern München disputado en Rusia se jugó a las 18:00. El conjunto ruso fue capaz, con muy poco, de crearle ocasiones de peligro real al todopoderoso Bayern de Pep Guardiola mediante Musa. En el minuto 22', el árbitro iba a señalar un penalty a favor delos bávaros el cuál se iba a encargar Thomas Müller de transformar. El joven alemán se convierte así, empatado con Mario Gómez, en el máximo goleador del Bayern München en Champions League.

El conjunto español del Athletic de Bilbao dejó una noche de decepción para sus aficionados.

Anuncios
Anuncios

Por enésima vez esta temporada, los de Ernesto Valverde no consiguieron alzarse con la victoria, esta vez contra el BATE Borisov. El club bieolorruso se adelantaba en el marcador mediante Polyakov en el minuto 19'. Más tarde, en el 41', el BATE doblaría su renta en el electrónico gracias a Karnitskiy. Signevich iba a ser el asistente por doble partida. Al borde del descanso, Aritz Aduriz iba a recortar distancias para el conjunto rojiblanco aunque no les sirviera para nada.

En el Manchester City - AS Roma, el conjunto inglés comenzó el partido de manera más intensa y, por consiguiente, conseguirían adelantarse en el marcador. Iba a ser desde el punto de penalti y de botas de Sergio Agüero. A partir de ahí, el conjunto italiano desplegó un juego buenísimo. Tan bueno que, su capitán Francesco Totti consiguió igualar la contienda asistido por Nainggolan.

Anuncios

Así pues, reparto de puntos en el Etihad Stadium.

El Paris Saint Germain consiguió alzarse con la victoria en el 'Parc des Princes' antes un #Fútbol Club Barcelona que quería pero no podía. El conjunto dirigido por Laurent Blanc esperó atrás sus oportunidades mientras el Barcelona, con un Messi metidísimo en el partido, intentaba hacerle el primero. El primer golpe lo asestó el PSG a balón parado mediante David Luiz, que defendido por Mascherano, consiguió batir al guardameta alemán Ter Stegen. Dos minutos más tarde y tras una combinación maravillosa, Messi ponía el empate a uno en el marcador. Se volvía a adelantar el PSG, de nuevo, a balón pardado. Esta vez el goleador iba a ser Verratti, el futbolista más bajo de todo el once titular del PSG. Ya en la segunda parte, Matiudi pondría el 3-1 en el marcador tras rematar con el pie un fantástico centro de Van Der Wiel. Otros dos minutos después, Neymar pondría el definitivo 3-2 en el marcador.